Carta del Presidente

Javier Botín, Presidente de la Fundación Botín
Javier Botín, Presidente de la Fundación Botín

Presentamos este resumen de la actividad de la Fundación Botín durante el año 2018 con la ilusión de poder celebrar el primer aniversario del Centro Botín. Estamos muy satisfechos de la gran acogida que ha tenido, tanto por los cántabros que han hecho suyo el edificio desde el primer día, convirtiéndolo en un lugar de encuentro de Santander, como por el resto de visitantes que se han acercado hasta él para disfrutarlo. Concretamente, 206.080 son las visitas, provenientes de 92 países, que ha recibido el Centro Botín en 2018.

En relación al Centro Botín, el hecho más destacado del año ha sido la cesión por parte de Jaime Botín, patrono de la Fundación Botín, de ocho obras maestras del siglo XX que se exponen ya en la sala Retratos: Esencia y Expresión con una gran acogida de público. Este gesto, que se completa con la donación de un millón de euros al año para cubrir su mantenimiento y conservación, así como para contribuir al programa artístico y la misión social del Centro, es de inmensa generosidad y no puede dejar de ser recordado.

Quisiera, por ello, empezar expresando mi agradecimiento y el de toda la Fundación Botín, a los visitantes, Amigos, voluntarios, colaboradores, instituciones, socios estratégicos y patrocinadores del Centro Botín, así como al tejido social y empresarial de la región, por acompañarnos en la labor de contribuir, a través de las artes, al desarrollo de la creatividad y a la generación de riqueza. Esta es la misión social del Centro, la razón por la cual la Fundación Botín quiso ponerlo en marcha después de 50 años de vida. Es una misión en la que estamos trabajando día a día, actividad a actividad, pero que solo en el largo plazo sabremos si hemos llegado a cumplir.

Lo que sí podemos hacer desde el primer día es empezar a medirlo, y ya lo estamos haciendo: gracias a un acuerdo con el Instituto de Empresa estamos trabajando en un innovador sistema de medición que nos permita, en el futuro, conocer el impacto del Centro Botín, no solo económico sino también social, y específicamente en lo que se refiere a su objetivo concreto: el desarrollo de la creatividad de la región. Porque, además, desarrollar sistemas de medición fiables para toda nuestra actividad es una prioridad para nosotros; por responsabilidad, y también para poder tomar decisiones en la asignación de los recursos de que disponemos.

Por poner un ejemplo, fueron los resultados de Educación Responsable los que nos animaron a llevar este programa a América Latina, empezando por Chile y Uruguay. En 2018 presentamos oficialmente estos resultados, en un acto en el que contamos con la participación de Andres Schleicher. Gracias a ellos, comenzamos a colaborar con la OCDE en la difusión del modelo a nivel global. Además, en 2019 iniciaremos la implementación del programa también en México. Estamos orgullosos de ello, porque en España estamos muy acostumbrados a importar modelos de acción social, pero no tanto a exportarlos. Ojalá otras instituciones sigan este camino, ya que le sector social de nuestro país es innovador y muy eficiente, y merecería la pena que en otros lugares del mundo -especialmente Europa e Iberoamérica- se beneficiaran de modelos que sabemos que funcionan.

También podemos hablar de buenos resultados en el Programa de Desarrollo Rural, Patrimonio y Territorio en el Valle del Nansa y Peñarrubia. No solo es un programa de éxito gracias a la colaboración público-privada, sino que se expande guiado por la misma premisa. Así, en el mes de noviembre pusimos en marcha un proyecto con el Gobierno de Cantabria y el Ayuntamiento de Valderredible para trasferir el modelo a este municipio cántabro.

Me gustaría destacar también el nuevo esquema de cofinanciación del programa Mind the Gap. Gracias a la participación, por primera vez, de cinco inversores privados, se ha podido consolidar un nuevo modelo de "impact investment" multiplicando, además, la eficiencia de los recursos invertidos por la Fundación. En 2018 se lanzó la cuarta convocatoria del programa, abierta por primera vez a todo el sistema nacional de ciencia e innovación. Además, en el mes de marzo salimos por primera vez de una empresa Mind the Gap al vender, pasados 6 años de la inversión inicial, la participación que la Fundación Botín tenía en DREAMgenics S.L. Gracias a ello, hemos podido recuperar el capital y reinvertirlo nuevamente en el programa.

Estos son algunos de los muchos logros que, con el trabajo diario de las personas que integran la Fundación Botín, hemos alcanzado en 2018. Gracias a todas ellas, así como a las instituciones e individuos que han colaborado en el desarrollo de estos programas e iniciativas.


Javier Botín
Presidente del Patronato

 

Logo de Fundación Botín