Carta del Presidente

Javier Botín, Presidente de la Fundación Botín
Javier Botín, Presidente de la Fundación Botín

Es un placer presentar este resumen de la actividad que la Fundación Botín ha desarrollado durante el año 2017, un año histórico para nuestra institución que marca un nuevo comienzo en su misión de contribuir a la generación de desarrollo social, económico y humano no solo en Cantabria, sino en toda España e incluso más allá de nuestras fronteras.

El Centro Botín se inauguraba en junio de 2017 bajo la presidencia de SS.MM. los Reyes, que se desplazaron hasta Santander para apoyar personalmente este proyecto, y a los que por tanto no puedo dejar de agradecer nuevamente hoy el respaldo al arte y la cultura que siempre han mostrado.

El Centro botín es un centro de arte con una clara misión social: contribuir, a través de las artes, al desarrollo de la creatividad y la generación de riqueza; y es un proyecto que responde también a la voluntad de nuestros fundadores, Marcelino Botín y Carmen Yllera, que crearon la Fundación Botín para promover el desarrollo social de Cantabria.

No quería dejar de aprovechar esta ocasión para recordar de nuevo a nuestro anterior presidente, Emilio Botín, quien concibió la idea que alumbró este Centro como expresión de su vínculo agradecido y comprometido con Santander, con Cantabria y con España.

En palabras de Renzo Piano, este centro aspira a fertilizar con las artes la vida de Santander y a explorar la vertiente más social del arte poniéndolo al servicio de la sociedad. Quiere ser un Centro, literalmente hablando; una referencia cotidiana y un lugar de encuentro para los habitantes y visitantes de Santander. Y aunque en la Fundación tenemos muy claro que este es un proyecto de largo plazo, no podemos dejar de subrayar que, en sus primeros seis meses de funcionamiento parece que, al menos, vamos por el buen camino: 151.584 visitantes procedentes de 75 países diferentes accedieron a las exposiciones y participaron en las actividades del Centro Botín; 1.130.380 personas recorrieron el edificio, sus pasarelas, plazas y espacios exteriores; 118.467 cántabros ya tienen su Pase Permanente, y contamos con el apoyo de 6.529 Amigos.

Estos datos nos hacen estar orgullosos, pero sobre todo agradecidos, porque sabemos que este buen comienzo ha sido posible gracias al esfuerzo de todos y a la confianza de muchos. Por eso, antes de continuar, quiero agradecer a los socios estratégicos e instituciones colaboradoras que han confiado en la labor social del Centro: Fundación Ramón Areces, Fundación Bancaria 'La Caixa´, Fundación Mutua Madrileña, Viesgo, Orange España, Fundación Prosegur, Vocento, Diario Montañés, JC Decaux, Unidad Editorial, Prisa e Iberia.

Pero, como decía, lo importante no es el número de visitantes, sino el modo en el que, con los años, la actividad del Centro logre contribuir al desarrollo de nuestra región y nuestro país. Porque el Centro Botín quiere aprovechar el potencial que tienen las artes para contribuir al desarrollo de nuestra inteligencia emocional y social, y de nuestra creatividad, aportando un punto de vista original e innovador al mundo del arte, en el que el arte esté al servicio de las personas. Por eso "Artes, Emociones y Creatividad" es el trinomio que mejor define su misión social.

El Centro se inauguraba con la primera exposición en España de Carsten Höller; la exposición más relevante dedicada en nuestro país a los dibujos de Goya, realizada en colaboración con el Museo del Prado, y la primera selección de obras de la colección de arte de la Fundación Botín. Ya en el último trimestre del año presentaba la retrospectiva más importante dedicada hasta la fecha a la obra de Julie Mehretu en Europa. Además, 115 actividades de música, teatro, cine, danza y literatura han contribuido a hacer del Centro Botín un lugar vivo, un punto de encuentro en torno a las artes y la cultura.

La puesta en marcha de este centro de arte ha supuesto en 2017 un gran esfuerzo, pero eso no quita que también el resto de programas de la Fundación hayan experimentado un importante impulso durante este año. Así, por ejemplo, 54 nuevos centros educativos se unieron al programa Educación Responsable, que promueve el desarrollo de la inteligencia emocional y social dentro de las aulas. Y por primera vez desde su puesta en marcha en 2004, esta iniciativa cuenta con 16 centros en América Latina (12 en Uruguay y 4 en Chile) que significan el comienzo de un proceso de internacionalización de un programa cuya red ya integran 254 centros.

También ha crecido Talento Solidario, un programa para mejorar la profesionalización y la eficiencia del sector social español, y en su red se integran ya 230 organizaciones sociales que, gracias a su participación en el programa,  desarrollan nuevos proyectos para atender mejor a los colectivos que son sus beneficiarios.

Este crecimiento es fruto del trabajo colaborativo, que en la Fundación Botín estamos convencidos de que deberá ser una de las principales apuestas de futuro de las fundaciones españolas y europeas.

El nuevo esquema de cofinanciación del programa Mind the Gap es una buena muestra de ello; gracias a la participación, por primera vez, de cinco inversores privados, se ha podido consolidar un nuevo modelo de 'impact investment' multiplicando, además, la eficiencia de los recursos invertidos por la Fundación. Según este modelo, Mind the Gap
cuenta con 3 millones de euros para financiar la creación de empresas biotecnológicas e incentivar así los procesos de transferencia tecnológica para que la ciencia llegue a la sociedad.

Otro proyecto, en este caso de desarrollo rural, que ya definitivamente se ha consolidado en 2017 como un modelo de inversión extremadamente eficiente, es Nansaemprende. Desde su primera edición, en 2011, en torno a él han crecido 200 emprendedores que han puesto en marcha más de 30 iniciativas empresariales que a día de hoy siguen funcionando
y generando riqueza en el valle cántabro del Nansa y Peñarrubia, así como en las comarcas aledañas de Saja-Nansa y Liébana.

Pero, como decíamos en el caso del Centro Botín, nada de esto sería posible sin la confianza y la ayuda de las cientos de instituciones y las miles de personas que durante 2017 nos han acompañado en este intento continuo de seguir explorando formas nuevas de generar riqueza y desarrollo social. A todas ellas, muchas gracias.


Javier Botín
Presidente del Patronato

 

Logo de Fundación Botín