Fecha: 30-05-2013

Aída Badía, antigua becaria de la Fundación Botín, con la Compañía Nacional de Danza

El 31 de mayo y el 1 de junio de 2013 presenta "Romeo y Julieta" en el Palacio de Festivales de Santander.

Aída Badía, antigua becaria de la Fundación Botín
Aída Badía, antigua becaria de la Fundación Botín

La santanderina Aída Badía, becaria de la Fundación Botín durante cuatro años, regresa a Santander como bailarina del cuerpo de la Compañía Nacional de Danza.

Badía Isa nació en Santander en 1982. Inició sus estudios en la escuela de danza Belín Cabrillo. Entre 1999 y 2003 completó su formación en el Real Conservatorio Profesional de Madrid, becada por la Fundación Botín dentro de la convocatoria de Extraordinarias. En 2003 ingresa en el Centro Coreográfico de Valencia trabajando con coreógrafos como Thomas Noone, Ramón Oller y Patrick de Bana. Al año siguiente recibe el premio Lladró al mejor intérprete del festival Danza Valencia.

Desde el 2004 ha formado parte de Nafas Dance Company dirigida por Patrick de Bana, Ballet Madrid bajo las órdenes de Pascal Touzeau y Santamaría Compañía de Danza, además de ser invitada a participar en el espectáculo "El huso de la memoria" de Eva la Yerbabuena, en galas internacionales y trabajar con numerosos coreógrafos españoles como Ángel Rodríguez, Goyo Montero... También ha participado en las películas de Carlos Saura "Iberia" (2004) y "Fados" (2007). Se ha iniciado como coreógrafa realizando una pieza corta llamada "Alma", por petición de Juan Carlos Santamaría (Premio Nacional de Danza 2008).

En septiembre de 2012 ingresa en la Compañía Nacional de Danza bajo la dirección de José Carlos Martínez, en donde forma parte de su Cuerpo de Baile.

Con esta compañía ofrece los días 31 de mayo y 1 de junio de 2013 el Romeo y Julieta de Goyo Montero, actual Director del Ballet de Nuremberg y Premio Nacional de Danza 2011, y que ha cosechado éxitos de crítica y del público.

Con "Romeo y Julieta" el coreógrafo intenta acercarse a la universal obra de William Shakespeare desde una perspectiva personal, profundizando en la vertiente psicológica de los personajes y desarrollando la figura de Mab, Reina de los Sueños, destino, muerte. Durante el ballet se suceden escenas de grupo espectaculares, casi acrobáticas, combinadas con poéticos pasos a dos que nos recuerdan que el amor puede convertirse en una adicción.

30/05/2013

 

 

Logo de Fundación Botín