Fecha: 12-07-2013

Carsten Höller hará la exposición inaugural del Centro Botín

Höller, uno de los artistas más importantes del panorama contemporáneo global, también dirigirá uno de los talleres internacionales de la Fundación Botín.

1. Perfil de Carsten Höller (pdf)   3. Foto (5 mb)
Paloma Botín, Carsten Höller y Vicente Todolí. Centro Botín, Fundacion Botín
Paloma Botín, Carsten Höller y Vicente Todolí, 12 de julio de 2013

 

Carsten Höller, uno de los artistas más importantes del panorama contemporáneo internacional, ha sido el elegido para la exposición que inaugurará el Centro Botín, según anunció hoy, 12 de julio de 2013 en Santander, Vicente Todolí, Presidente de la Comisión Asesora de Artes Plásticas de la Fundación Botín.

Será la primera gran presentación de Carsten Höller en España, un artista que busca la interacción con el espacio y el público, provocando sus emociones de forma que pasa a ser parte de la obra misma. Es el mejor ejemplo del arte que, en palabras de Paloma Botín, "hace a la gente mejor".

El Centro Botín, que será dirigido por Fátima Sánchez, supondrá el impulso definitivo para el Programa de Artes Plásticas que la Fundación Botín lleva desarrollando desde hace más de 25 años. Un programa que está considerado como uno de los más completos y ambiciosos del panorama artístico español y cuyos ejes principales ha detallado hoy Vicente Todolí.

La formación a través de las becas y los talleres de artes plásticas, la investigación y catalogación del dibujo de los grandes maestros españoles y la divulgación a través de las exposiciones producidas desde la propia Fundación Botín que acogen estos proyectos, conforman esos ejes. Todo ello, dijo Vicente Todolí, unido a la colección de la propia Fundación, que reúne la obra de artistas, becarios y directores de taller.

La Fundación Botín ha contado hasta ahora con la Sala de Exposiciones y con Villa Iris para mostrar todas esas exposiciones. De hecho, Villa Iris se mantendrá vinculada a la formación artística, si bien se ampliarán a dos los talleres que en ella se realizarán al año. La Fundación dispondrá ya de 2.500 metros cuadrados en las dos nuevas salas del Centro Botín. Eso permitirá consolidar el programa de Artes Plásticas y ampliar no sólo el número de exposiciones, sino el contenido de las mismas, así como mantener los objetivos marcados con ambiciosas producciones propias.

Vicente Todolí precisó que en la planta baja del Centro Botín siempre habrá una muestra de la colección que variará con cierta periodicidad, y que será un vínculo excelente para relacionar con el programa educativo. La colección ocupará un espacio flexible que, a lo largo del calendario anual, compartirá con las muestras dedicadas a los becarios y al dibujo.

La exposición de invierno, que también se situará en la planta baja, seguirá la línea de anteriores proyectos de la Fundación, de la que es un excelente ejemplo la actual, "El Arte en la época de Altamira", realizada en colaboración con el British Museum. Con un contenido histórico, permite conocer un artista, un periodo histórico… bajo otra dimensión que ayuda a comprender y apreciar las propuestas más contemporáneas.

La planta superior del Centro Botín acogerá la muestra de los dos directores de taller y una exposición con marcada proyección internacional, que tendrá un carácter extraordinario por el contenido, por la importancia de los artistas o por las instituciones que colaboren para llevarlas a cabo. Realizada específicamente por la Fundación o en colaboración con importantes instituciones y profesionales, estará ligada al programa, al lugar y acercará a Santander grandes proyectos internacionales. Además, dentro de estas especiales exposiciones, se iniciará una línea relacionada con el paisaje, poniendo de relieve la íntima relación que el Centro Botín tiene con la Bahía de Santander. Se realizarán exposiciones de artistas que utilizan el paisaje como línea discursiva en su trabajo, y que no lo utilizan como telón de fondo.

Vicente Todolí explicó que lo detallado anteriormente corresponde a una programación tipo, lo cual no quiere decir que, en ocasiones, la magnitud e importancia de alguna de las muestras programadas pueda exigir que se ocupen todos los espacios o los exteriores del Centro Botín. En definitiva, el espacio estará al servicio del programa, no al revés, siendo todo lo flexibles que sea necesario.

Ya se ha colocado la primera pieza de la estructura

Izado de la pieza más importante de la estructura del Centro Botín
Izado de la pieza más importante de la estructura del Centro Botín

El conjunto estructural completo, cuyo peso total se aproxima a las 195 toneladas tiene, por dimensiones, 57 metros de largo, 6 metros de ancho y 9 metros de altura, y se apoya sobre 8 pilares de unos 6 metros de alto, alcanzando la cota final cerca de 15 metros en esta fase, y formará la base tridimensional sobre la que se levantará el resto de la estructura del edificio Oeste, que llegará a alcanzar unos 20 metros de altura una vez finalizada.
 
En la maniobra se han empleado cuatro grúas móviles de gran tonelaje y, cuando se encuentre en su posición final, el conjunto tendrá un vuelo sobre la lámina de agua de unos 12 metros desde el cantil del muelle. El vuelo total del edificio desde el apoyo del pilar supera los 20 metros.
 
Esta maniobra constituye el hito de inicio del montaje de la estructura metálica del Centro que construye la Fundación Botín, y que cumple con la previsión de fecha estimada. Una vez finalizado el montaje de esta estructura se continuará con los trabajos de cerramientos y envolventes (previsto para otoño de 2013), así como el comienzo de las instalaciones del edificio.

Todos los trabajos se están desarrollando a buen ritmo, y dentro de la planificación prevista. Como todos los procesos del proyecto constructivo del Centro Botín, esta fase cuenta con el correspondiente Procedimiento de Trabajo Seguro aplicable a la coordinación de actividades empresariales bajo el prisma de la seguridad.

El proyecto de la Fundación Botín, obra del arquitecto y premio Pritzker Renzo Piano, tiene como objetivo crear un espacio para el arte, la cultura y la actividad formativa, y generar un nuevo lugar de encuentro en Santander.

El edificio está organizado en dos volúmenes, que estarán unidos por una estructura de espacios y pasarelas que se convertirán en el distribuidor principal. El edificio Oeste será el dedicado al arte, con una sala de exposiciones de 2.500 m2. El edificio Este (el de menor tamaño) se dedicará a educación.

 

 

Logo de Fundación Botín