Fecha: 16-07-2015

Ciencia y Economía cierran el Ciclo de conversaciones 'España, Julio 2015' de la Fundación Botín

Antonio García Bellido y María Blasco han conversado sobre 'Ciencia', mientras Guillermo de la Dehesa y Manuel Balmaseda lo han hecho sobre 'Empresa, Economía y Desarrollo'.

El Ciclo de conversaciones 'España, julio 2015', desarrollado por la Fundación Botín en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP), ha puesto esta mañana el punto final a cuatro días de intensas disertaciones, habiéndose tocado temas trascendentales para el presente y futuro de nuestro país. La cuarta y última jornada ha tratado sobre 'Ciencia', de la mano de Antonio García Bellido y María Blasco, y 'Empresa, Economía y Desarrollo', conducido por Guillermo de la Dehesa y Manuel Balmaseda.

España, Julio 2015, ciclo de conversaciones

En el ámbito de la Ciencia, Antonio García Bellido (1936), profesor vinculado ad honorem del CSIC-Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, y María Blasco (1965), Directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), han apuntado a la responsabilidad de nuestra sociedad de desarrollar conocimiento científico y la importancia de la educación porque, sin ella, 'no hay personas preparadas, corriéndose el riesgo de que el país deje de razonar', algo que para García Bellido está pasando en la actualidad. Para la Doctora Blasco 'vivimos en una era Acientífica' y recordó que España 'no es solo un país de turismo o donde ha habido grandes escritores y pintores, sino que es un país también de Ciencia', un terreno en el que, según dijo, competir a nivel internacional es 'una de las claves para que la ciencia española no se deje morir de inanición'.

Además, Blasco recordó que 'la ciencia no debe ser vista como algo utilitario, sino humanitario, al mejorar la calidad de vida de los países' y aseguró estar en ella la solución a los grandes retos del futuro de la humanidad, como el envejecimiento demográfico por citar un ejemplo; además, la Doctora Blasco demandó que se tenga más en cuenta a los científicos en la búsqueda de soluciones a los grandes problemas que enfrentará la humanidad en el futuro.

Por su parte, García Bellido remarcó que el compromiso de un país con la Ciencia 'no se puede modular' según convenga en cada momento y que, si se interrumpe este compromiso más de 3 años, 'puede que no sea recuperable'. Además, ambos coincidieron en que 'no es solo una cuestión de dinero' y recordaron que nuestro país logró atraer -en los últimos años- a importantes científicos de otros países, siendo la 'retención y atracción de talento' fundamental para competir en un escenario global. 'Para España no es sólo una cuestión de dinero; también hemos perdido muchísima flexibilidad', aseguraba la Doctora Blasco, haciendo referencia a la doble necesidad de inversión (no sólo pública, sino también privada) y flexibilidad en el ámbito científico, que sumado a la diversidad nos permitiría abordar el reto científico que tenemos delante: 'No se trata de generar nuevo conocimiento, sino de que ese conocimiento sea rompedor', puntualizaba.

Además, García Bellido trató el tema de la individualidad de la ciencia asegurando que es parte de su problemática: 'Se nota un cierto aislamiento en el científico; debería haber un mayor interés en el futuro de la ciencia por parte de la sociedad en general', mientras la Doctora Blasco afirmaba que 'la transferencia empieza en la escuela' al referirse a la importancia de la educación. María Blasco aprovechó para destacar el papel de la Fundación Botín en el ámbito científico a través de su programa de Transferencia de Tecnología asegurando que 'no se trata de dar ayudas, sino de apoyar realmente la investigación de frontera', una apuesta que incluiría la atracción/retención de talento e inversión. Concluyó que 'la ciencia es dinero y algo más; si no tenemos ese 'algo más' no invertiremos sino gastaremos ese dinero' y destacó que es el talento el que más valor tiene en el mercado a la hora de generar el 'conocimiento rompedor' tan necesario en el ámbito científico.

Empresa, Economía y Desarrollo ha sido el tema sobre el que han conversado Guillermo de la Dehesa (1941), presidente del Centre for Economic Policy Reserarch, y Manuel Balmaseda (1966), global chief economist de CEMEX. La conversación ha recogido temas tan de actualidad como las pensiones, la inmigración, el envejecimiento poblacional y la reforma laboral.

Así, para Guillermo de la Dehesa, tras 'la Gran Recesión' España tiene problemas 'no solo coyunturales, sino también otras problemáticas muy serias como el envejecimiento poblacional o el paro estructural, que no sólo es elevadísimo desde hace muchísimos años sino que sigue sin resolverse', una situación que contrasta con el dato que aportó de que, hasta 2007, nuestro país era uno de los que más habían crecido del mundo junto a Irlanda y Corea. Por su parte, Manuel Balmaseda dijo que España necesitaba 'acometer reformas con la profundidad que éstas requieren' y no ajustes poco a poco, además de definir cuál es su rol en Europa, unas afirmaciones éstas con las que de la Dehesa coincidía.

La edad de jubilación fue otro de los temas tratados, recordando Guillermo de la Dehesa que 'se puso en los 65 hace más de un siglo cuando la esperanza de vida era otra' y censurando la reforma realizada 'ya que decir que se retrasará en 2027 a los 67 años quebrará el sistema de pensiones'; no es tanto a qué edad te jubilas, sino por cuánto tiempo vas a vivir y cobrar una pensión', puntualizaba. Por su parte, Manuel Balmaseda dijo sorprenderse de que los jóvenes tiendan a apoyar la negativa de los mayores a retrasar la edad de jubilación ya que 'la gente de veinticinco no puede pensar que cuando tengan sesenta y cinco alguien pagará sus pensiones', censurando esa tendencia a quererlo todo 'sin darse cuenta de que todo no es posible'.

En este sentido, de la Dehesa aseguraba que 'la decisión tiene que ser europea' -para solucionar el tema de la edad de jubilación- y entraba en otra cuestión importante para el futuro de nuestro país como es el incentivo a la natalidad, poniendo como ejemplo a Francia y sus medidas, siendo 'el único país europeo que no tiene problemas de envejecimiento poblacional'. Ante esta afirmación, Balmaseda se mostró más crítico con 'incentivar algo con dinero público'.

Otro de los temas abordados ha sido la pérdida poblacional. 'De 2015 a 2052 vamos a perder más de 4.200.000 personas en España', aseguraba Guillermo, y cuya solución apuntaba Manuel: La inmigración. 'No es tanto la falta de gente sino la dificultad de integrarla en nuestras sociedades' decía, asegurando que si no se hace esta integración la única alternativa que queda 'es menguar como país'.

Sobre el desempleo, para los expertos éste es uno de los desequilibrios que se han generado tras la crisis económica, pero 'la reforma laboral no es la única causante; tendría que haber un 'Cóctel' de reformas en los mercados de Bienes y Servicios', aseguraba Balmaseda, mencionando también la necesaria reforma de la Administración Pública. Además, Balmaseda aseguraba que 'todos los incentivos en España están puestos para que haya corrupción en el sistema', algo que ha empezado a generar malestar con la Crisis ya que 'ha dejado de haber para todos'.

Europa ha sido otra de las grandes protagonistas de la conversación al hablarse de unión monetaria sin unión fiscal y la necesaria reforma de los Tratados para poder avanzar; al referirse a un modelo europeo anticuado para algunas cosas y a la problemática que tiene el rechazo a la inmigración ya que 'son los inmigrantes los que van a hacer crecer a Europa', aseguraba de la Dehesa, a lo que Balmaseda aportaba un dato: España va a crecer este año alrededor del 3% -según la OCDE- aunque 'lo triste es que podríamos crecer mucho más y generar mucha más riqueza'.

El Ciclo ha sido clausurado a última hora de la mañana por uno de sus directores, Íñigo Sáenz de Miera, Director de la Fundación Botín, quien se ha mostrado muy satisfecho con los temas detectados a lo largo de estas cuatro jornadas de conversaciones, unos temas sobre los que -según aseguró- la Fundación Botín tiene previsto trabajar en el futuro para seguir contribuyendo al desarrollo integral de la sociedad.

 

 

Logo de Fundación Botín