Fecha: 26-03-2014

Comienza la intervención en la calle Cádiz, obra en la que participa la Fundación Botín

El proyecto tiene como finalidad reordenar el tramo de la calle Cádiz, comprendido desde su intersección con la calle Isabel II hasta la plaza de Alfonso XIII.

El Ayuntamiento de Santander comenzó las obras de peatonalización de la calle Cádiz con la presencia del alcalde de la ciudad, Iñigo de la Serna, y del director general de la Fundación Botín, Iñigo Sáenz de Miera.

El proyecto tiene como finalidad reordenar el tramo de la calle Cádiz, comprendido desde su intersección con la calle Isabel II hasta la plaza de Alfonso XIII, como consecuencia de la ampliación de los Jardines de Pereda y de la construcción del Centro Botín.

Obras de inicio de peatonalización de la calle Cádiz. Foto cortesía Ayuntamiento de Santander
Obras de inicio de peatonalización de la calle Cádiz. Foto cortesía Ayuntamiento de Santander

De la Serna indicó que el objetivo es afectar lo menos posible a la actividad comercial, por lo que se prevé que, a comienzos del verano, todo el tramo peatonal de la calle Cádiz esté completamente hormigonado, y que la zona de la acera junto a los comercios pueda estar totalmente pavimentada.

Por su parte, Sáenz de Miera ha resaltado que este proyecto es un ejemplo de la integración del Centro Botín con la ciudad, de la colaboración público-privada necesaria para poder realizar actuaciones, y del "impulso" que el Ayuntamiento está dando a Santander. Como resultado de la misma, la plaza de Alfonso XIII se convertirá "en uno de los espacios más importantes" de la ciudad.

La obra, adjudicado a la UTE Dragados-Cuevas, por un presupuesto de 1.028.994 euros y un plazo de ejecución de 6 meses, cuenta con una aportación de la Fundación Botín.

La actuación que se ejecutará en la calle Cádiz dará continuidad a las realizadas en las calles Juan de Herrera, Lealtad y Emilio Pino aunque será diferente en cuanto al uso, ya que se trata de la primera peatonalización en Santander en la que se va a permitir que exista una circulación restringida para determinados vehículos,  puesto que en ese tramo de la calle Cádiz se encuentran algunos garajes, así como la entrada al Hotel Bahía, al que hay que permitir el acceso, al igual que a los camiones del servicio de recogida de residuos, según la información facilitada por el Ayuntamiento.

La peatonalización de la calle Cádiz tendrá las mismas características técnicas y estéticas que el desarrollado en las calles Lealtad y Emilio Pino. De esta forma, se dejarán dos franjas laterales de losas de granito cortadas por una cenefa de adoquines de múltiples colores de 1,80 metros de ancho. En el centro, se colocará una franja de 6 metros -por la cual podrán circular los vehículos- pavimentada con baldosas cuadradas de 1 metro, de color azul noche y oro cristal.

El tramo de la calle Cádiz entre Isabel II y Lealtad se modificará con el fin de que pase a ser bidireccional, de forma que los vehículos que circulen por esta zona tengan salida directa a la calle Isabel II, según los datos técnicos facilitados por el Ayuntamiento. La zona peatonal contará al final de la calle, a la altura del Hotel Bahía, con una plataforma giratoria, para que los vehículos pesados puedan dar la vuelta sin necesidad de realizar maniobras peligrosas para los peatones.

El proyecto contempla, además, el soterramiento de los contenedores de residuos en el tramo objeto de la peatonalización, al igual que la instalación de bancos y papeleras, y la renovación de las redes de saneamiento y abastecimiento de agua.

Otra de las actuaciones que se llevarán a cabo será la restauración del muro de la Catedral que coincide con la calle Cádiz, mejorando su aspecto y poniendo en valor un elemento patrimonial más de la ciudad, enmarcado dentro del Anillo Cultural del centro.

 

 

Logo de Fundación Botín