Fecha: 25-10-2014

El chef Jesús Sánchez clausura la primera Edición del Máster en Educación Emocional, Social y de la Creatividad

Los 38 alumnos que se graduaban de esta primera edición del Máster realizaron el taller "¿A qué sabe la creatividad? Creatividad que sabe…"

Con el taller de cocina "¿A qué sabe la creatividad? Creatividad que sabe…", dirigido por el chef Jesús Sánchez, se clausuró el 23 de octubre de 2014 la Primera Edición del Máster en Educación Emocional, Social y de la Creatividad que desarrollan la Fundación Botín y la Universidad de Cantabria.

Los 38 alumnos que se graduaban de esta primera edición del Máster realizaron el taller antes de la clausura oficial, que estuvo a cargo del director general de la Fundación Botín, Iñigo Sáenz de Miera; del decano de la Facultad de Educación de la Universidad de Cantabria, José Manuel Osoro; y del vicerrector de Relaciones Institucionales y Coordinación de Cantabria Campus Internacional, Juan Enrique Varona.

master Fundacion Botin
Los alumnos con Jesús Sánchez, Fátima Sánchez y Raquel Palomera. Foto de Pedro Puente Hoyos


El taller estuvo dirigido por el chef y propietario del Cenador de Amos, Jesús Sánchez,  que comenzó con una explicación y una serie de preguntas, cuyo acierto o no condicionaba la posibilidad de escoger ingredientes. Divididos en 6 equipos, cada uno tuvo que elaborar un pincho creativo, 50 por grupo. Dentro de los ingredientes facilitados, había "ingredientes trampa", que algunos no necesitaban pero otros sí.

Al igual que la música, la literatura o la danza, la cocina también suscita emociones que se ven reflejadas en los platos que cocinamos, en los que plasmamos rasgos de nuestra personalidad. Del mismo modo, probar ciertos platos suscita emociones, evoca recuerdos, modifica estados de ánimo… En esta ocasión, fue la gastronomía el arte utilizado para potenciar la creatividad. El taller quiso fomentar el trabajo en equipo, la toma de decisiones, la resolución de conflictos, la negociación, la gestión del estrés…  y de las emociones. Todo ello para conseguir un producto creativo que en esta ocasión, fue un pincho de cocina. Se valoraba no sólo el sabor, sino la presentación, la originalidad, etc.

Las directoras del Máster, Raquel Palomera Martín, profesora Doctora de la Facultad de Educación, y Fátima Sánchez Santiago, directora del Área de Educación de la Fundación Botín, se incorporaron a dos de los grupos. El cóctel de cierre ofrecido tras la clausura oficial fueron los pinchos elaborados en el taller.

Este Máster es un Título Propio de la Universidad de Cantabria, único a nivel internacional, que ofrece la posibilidad de obtener a la vez una doble titulación junto a la de Grado, diseñado para mejorar la capacitación de los futuros docentes en el aula y que al tiempo les prepara para el éxito en la vida personal y laboral.

Este máster, impulsado por la Fundación Botín desde su Área de Educación, ofrece al futuro docente una formación inicial de excelencia centrada en el desarrollo de su Inteligencia Emocional y Social y la de su alumnado, así como en la búsqueda e impulso del talento creativo en las aulas. Estos son aspectos fundamentales para que niños y jóvenes se desenvuelvan como personas autónomas, competentes, responsables y felices en el mundo que les ha tocado vivir y al que deben contribuir con sus aportaciones.

Además, esta formación ofrece una salida profesional en un momento en que está en auge la demanda de esta especialidad, aumentando y diversificando las posibilidades laborales de estos docentes.

El Máster se encuentra ya en su IV edición, que se abrió el pasado mes de septiembre de 2014 con 27 alumnos.  

Este Máster está dirigido a estudiantes en curso del Grado de Magisterio, pero pueden incorporarse candidatos profesionales siempre que haya plazas vacantes. Tienen la oportunidad de cursarlo de forma intensiva en un solo año (con clases de lunes a viernes en horario de tarde) realizando sus prácticas con la Fundación Botín.

 

 

Logo de Fundación Botín