Fecha: 13-01-2012

El ciclo de cine yiddish, el retrato de un mundo desaparecido

Una nueva colaboración del especialista americano Richard Peña permite ofrecer seis películas de cine yiddish que presentan el retrato de un mundo desaparecido.

Peña resaltó en rueda de prensa el "paralelismo" existente entre el cine yiddish y el afroamericano -sobre el que el año pasado ya coordinó otro ciclo para la Fundación Botín-, dos movimientos cinematográficos étnicos e independientes en los años previos a la Segunda Guerra Mundial, que abordaban temas "nunca discutidos" en el cine de Hollywood de esa época, como el amor entre razas, la lucha de clases o la inmigración.

Se trata de un cine periférico, un poco marginal a la producción de Hollywood, que muestra la "amenaza de la asimilación", la "contradicción" y las "tensiones" entre modernidad y tradición, la nostalgia de los viejos tiempos, explicó Peña. Agregó que el ciclo lleva aparejado una "nota de tristeza", al ser "un retrato de un mundo que desapareció por la guerra y el holocausto".

Las últimas películas se estrenaron en 1939 y el cine yiddish casi desapareció después de la Segunda Guerra Mundial, cayendo en el olvido hasta que un grupo de archiveros e historiadores de los años 70 empezaron a mostrar un renovado interés por estas películas sobre la vida cotidiana de los judíos, gracias a lo cual muchas de ellas se han logrado preservar en buen estado.

Richard Peña, director de Programación del Film Society del Lincoln Center de Nueva York, y el escritor y especialista en bibliografía de judaica Uriel Macías, abrieron el ciclo el martes 10 de enero.

El ciclo continúa la semana próxima con las proyecciones de El tío Moisés, Campos Verdes, Tevye y La Luz al frente y terminará el jueves 26 de enero con un concierto de la agrupación Kroke.

Presentación del ciclo cine yiddish, en la sede de la Fundación BotínPresentación del ciclo cine yiddish Presentación del ciclo cine yiddish.
 

 

Logo de Fundación Botín