Fecha: 20-08-2014

El corazón del flamenco con el Autorretrato de María Pagés en el Anfiteatro del Centro Botín

Doble sesión abierta al público el jueves 21 y el viernes 22 de agosto, en ambos casos a las 22 horas.

María Pagés, foto Victoria Hidalgo
María Pagés, foto Victoria Hidalgo

El jueves 21 de agosto la sesión consiste en un ensayo, que se abre al público, mientras que el viernes tiene lugar la representación de Autorretrato. Está dirigido a público de todas las edades y la entrada es libre para las dos sesiones.  

Autorretrato, con coreografía y dirección de María Pagés,  es la expresión de un momento de reivindicación y plenitud artística. La pieza, estrenada con gran éxito en el Tokyo International Forum en el año 2008, supone un punto de inflexión en la trayectoria vital y profesional de la artista. Porque con Autorretrato, Pagés se siente y confirma como creadora global, pavimentando un camino propio, construyendo un universo coreográfico singular en el que el flamenco es lenguaje y voz de su experiencia del mundo, de su mirada hacia lo que está fuera, pero también de su mirada hacia el interior de sí misma.

El proyecto comenzó su andadura en el año 2006, cuando el gran bailarín Mikhail Baryshnikov le sugirió que se embarcase en una obra muy personal, que la mostrase como persona, como bailaora y como creadora. Así nació Self Portrait, embrión de Autorretrato. Imaginando, guiando e implicándose en todas las facetas del proceso artístico, desde la investigación previa y la documentación a la puesta en escena de cada detalle, Pagés articula en Autorretrato cuatro cuadros que exploran el momento crucial en el que nos miramos al espejo y, por primera vez, nos reconocemos. Como un pintor ante el lienzo, la coreógrafa y bailaora danza las líneas de su identidad, convirtiendo su esencia en emoción y movimiento.

Nacida en Sevilla, María Pagés es reconocida internacionalmente por su personal concepto estético del arte flamenco. Entiende el arte como algo ilimitado y ha conquistado un lugar propio en el panorama de la danza mundial. Utilizando los códigos fundamentales del lenguaje flamenco e investigando dentro y fuera del mismo, Pagés ha demostrado ser una pionera en el entendimiento del flamenco como un arte en evolución, contemporáneo y vivo. Ha superado en sus coreografías las diferencias culturales, convencida de que los intercambios artísticos favorecen una mayor comprensión entre los seres humanos. Según sus palabras, el flamenco es un claro ejemplo de cómo la unión entre culturas, razas y religiones, puede crear un eco común.

En 2002 obtuvo el Premio Nacional de Danza (Creación) y el Premio de Coreografía ADE en 1996. Se le concede el Léonide Massine 2004 per l"Arte della Danza "Al Valore", siete Premios Giraldillo en la Bienal de Arte Flamenco de Sevilla y el Premio Cultura de la Comunidad de Madrid 2007, entre otros muchos reconocimientos y galardones.

Comenzó su carrera profesional con la compañía de Antonio Gades. En el año 1990 crea María Pagés Compañía y desde esa fecha, ha producido las siguientes obras coreográficas: Sol y Sombra (1990), De la luna al viento (1994), El Perro andaluz. Burlerías (1996), La Tirana (1998), Flamenco Republic (2001), Canciones, antes de una guerra (2004), Sevilla (2006), Autorretrato (2008), Flamenco y Poesía (2008), Dunas (2009), Mirada (2010) y Utopía (2011). En 2002 coreografía para el Ballet Nacional de España Ilusiones FM.

 

 

Logo de Fundación Botín