Fecha: 28-03-2008

El dibujo en los grandes artistas españoles, programa que descubre ahora a Antonio del Castillo (1616-1668)

La Fundación Marcelino Botín inaugura el 30 de abril una escogida exposición con 73 dibujos de Antonio del Castillo (1616-1668) y presenta un pequeño libro que avanza el resultado de la investigación realizada por Benito Navarrete y Fuensanta García de la Torre sobre el dibujante más importante del llamado Siglo de Oro español.

Continúa así el programa de la Fundación Marcelino Botín encaminado a configurar los corpus de dibujos de los artistas más destacados desde el siglo XVII español hasta la actualidad, en un intento de recopilar la totalidad de su obra dibujística. La serie editorial que comenzó en 2007 con Eduardo Rosales, es pionera en el campo de las publicaciones de Historia del Arte en España. El catálogo razonado correspondiente a Antonio del Castillo será presentado por sus autores en junio.

Según Benito Navarrete, la exposición de Santander será absolutamente única gracias a la colaboración de las instituciones extranjeras que han prestado obra.

La exposición Antonio del Castillo (1616-1668) Dibujos se inaugura el 30 de abril, a las 20:00 horas, en la sala exposiciones de la Fundación, situada en la calle Marcelino Sanz de Sautuola, 3, de Santander (España). Estará abierta al público hasta el 15 de junio de 2008. La entrada es gratuita.

En palabras de Navarrete, Antonio del Castillo (1616-1668) es el dibujante más importante del llamado Siglo de Oro español por su versatilidad, inventiva y cantidad de dibujos conservados, además de por la calidad sostenida de los mismos. Aventaja sobradamente a otro de los más singulares y prolíficos dibujantes españoles como es Alonso Cano (1601-1667), quizás más genial pero no más cualificado.

 
Archivo Fotográfico Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.
Archivo Fotográfico Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Madrid.

La exposición reune 73 dibujos proceden de instituciones y particulares españoles y extranjeros: Museo Nacional del Prado; Academia de Bellas Artes de San Fernando de Madrid; Biblioteca Nacional de Madrid; Museo de Bellas Artes de Córdoba; Instituto Valencia de Don Juan, de Madrid; Museo Uffizi, Florencia; Museo del Louvre, París; Hispanic Society of America, Nueva York; Herbert F. Jonson Museum of Art. Ithaca (EEUU); The P. Getty Museum, Los Ángeles (EEUU); Courtauld Institute, Londres; Hamburger Kunsthalle, Hamburgo; y Colección Priscilla E. Muller, Nueva York (EEUU).

A juicio de Navarrete, lo más singular de Antonio del Castillo frente a los demás pintores y dibujantes españoles, es haber practicado la pintura y el dibujo de paisaje, incidiendo siempre sus biógrafos en la importancia del estudio por el natural. Tan solo por esta cualidad, en la que destacó entre sus contemporáneos, bastaría para situarlo en el lugar que le corresponde en el panorama artístico del barroco.

Su producción, además de manifestar un registro amplio, variado y novedoso, ofrece la particularidad de mostrar especial predilección hacia la narración, la descripción del paisaje y una inclinación hacia lo rústico y popular.

El proyecto que Benito Navarrete y Fuensanta García de la Torre presentan nace de las consecuencias vertidas en su libro Antonio del Castillo, trabajo de investigación realizado durante nueve años en el que plantean los mecanismos de trabajo de este singular pintor cordobés, perfecto conocedor de las fuentes flamencas e italianas y, sin duda, el más versátil y prolífico dibujante del Siglo de Oro, así como maestro de la técnica del dibujo a caña.

La exposición permitirá apreciar la evolución del pintor cordobés, partiendo de un naturalismo retardatario y el gran avance que supone el descubrimiento del paisaje, su sentido narrativo y por consiguiente la singularidad y modernidad de su obra, analizando en estas dos fases el proceso completo de la creación artística, reuniendo los lienzos, las estampas de las que el artista se valió en su proceso creativo y los dibujos preparatorio o relacionados con la temática de sus pinturas.

Es un proyecto que logra reconciliar el componente didáctico, que hace que el público reconstruya el trabajo del artista y palpe la creación artística, y por otra parte, expone los resultados de un largo trabajo de investigación.

Estará presente Estudios de ocho cabezas masculinas, de 1642, realizado con 26 años y primer dibujo conservado del artista en el Museo de Bellas Artes de Córdoba. Los temas presentes serán: ángeles, Antiguo Testamento, vida de Cristo, vida de la Virgen, figuras de Santos, escenas de martirio, estudios de cabezas, escenas campesinas y de paisaje, animales y estudios arquitectónicos.

La siguiente exposición que albergará la sala de la Fundación Marcelino Botín será una muestra retrospectiva de Jean Michel Basquiat. Organizada con la Fondazione Memmo de Roma, se inaugurará el 10 de julio en Santander.

 

 

Logo de Fundación Botín