Fecha: 26-05-2013

El pianista de 23 años Pierre Delignies, en un recital en la Fundación Botín

El programa incluye piezas de Johann Sebastian Bach, Ludwig van Beethoven, Claude Debussy y Sergei Rachmaninoff.

Pierre Delignies, nacido en Santander Concierto de Pierre Delignies, Fundación Botínhace 23 años y becario de música de la Fundación Botín, ofrece un concierto el lunes 27 de mayo, en el salón de actos de esta institución en Santander.
El concierto comienza a las 20.30 horas y las entradas están agotadas. Las localidades que estén vacantes cinco minutos antes del inicio del recital, podrán ocuparse por personas que estén esperando en la entrada.

Pierre Delignies, Santander, 1990. Desde pequeño se quedaba petrificado escuchando la música y las percusiones que se oían por la calle. Empezó a tocar el piano con siete años y no terminará nunca, como explica él mismo en el prorama de mano:  "Primero estuve en el conservatorio Jesús de Monasterio, con los profesores Miguel Sierra e Irini Gaitani, acabando con las máximas calificaciones. Después ingresé en el Centro Superior de música del País Vasco, Musikene, con Marta Zabaleta y Miguel Borges, y Ricardo Descalzo en la especialidad de repertorio contemporáneo". En este periodo fue becado por la Fundación Botín y la Fundación Promete, ambas en numerosas ocasiones, y acabó la carrera con Matrícula Honorífica en piano.

En estos momentos sigue formándose en la Escuela Superior de música Reina Sofía, bajo la tutela de Galina Egiazarova en piano, y Marta Gulyás y  Luis Fernando Pérez en música de cámara. Disfruta de beca de la Fundación Botín y la Fundación Albéniz.  

Ha sido galardonado y finalista en algunos concursos, destacando el Infanta Cristina 2012, aunque Delignies precisa que "no es muy amigo de los concursos". Al respecto, en el programa escribe: "No confío en que el arte pueda someterse saludablemente al concepto de competición, y lo que ello conlleva. El escenario que propicia la comunicación artística es aquel que tiene como máxima expectativa el conmoverse, sea de la forma que sea, pero en ningún caso utilizar ningún tipo de herramienta para medirlo, mesurarlo y compararlo".

Para el recital, invita a los asistentes a que, "como mínimo, se lleven a sus casas la sensación de que la música es un arte maravilloso, capaz de alcanzar hasta el último de los rincones del alma".

 

 

Logo de Fundación Botín