Fecha: 20-10-2011

I Centenario de la muerte de Gustav Mahler, el lunes 24 de octubre, con la agrupación de cámara Oxalys

Interpretación de La Canción de la Tierra, calificada por el propio Mahler como una sinfonía para tenor, contralto (o barítono) y orquesta.

La agrupación de cámara belga Oxalys, Concierto Oxalys, Fundación Botínacompañada por la mezzosoprano Margriet van Reisen y el tenor André Post, ofrece un recital dedicado al I Centenario de la muerte de Gustav Malher el lunes próximo, 24 de octubre, a las ocho de la tarde en el salón de actos de la Fundación Botín en Pedrueca 1 de Santander. La entrada es libre, pero el aforo es limitado.

La agrupación Oxalys esta integrada por Shirly Laub y Frédéric d'Ursel, violines; Elisabeth Smalt, viola; Martijn Vink, violonchelo; Tom Devaere, contrabajo; Toon Fret, flauta; Nathalie Lefèvre, clarinete; Karel Schoofs, oboe; Pieter Nuytten, fagot; Nico de Marchi, trompa; Dirk Luijmes, harmonium; Gabriël Laufer, percusión;  Glenn Liebaut, percusión; y Piet Kuijken, piano.

En un concierto de sesenta minutos sin descanso, interpretarán La Canción de la Tierra, calificada por el propio Mahler como una sinfonía para tenor, contralto (o barítono) y orquesta, como recuerda Tomás Marco en las notas que ha escrito para el programa de mano. Se trata de la versión de cámara realizada por Arnold Schönberg y Rainer Riehn.

Oxalys fue fundado en 1993 por un grupo de jóvenes y ambiciosos estudiantes del Conservatorio de Bruselas. Desde entonces, el conjunto se ha convertido en una de las agrupaciones de cámara profesionales más apreciadas de Bélgica. Actúa regularmente en algunos de los mejores escenarios del mundo y ha tocado en los más prestigiosos festivales. Cada uno de sus miembros se ha forjado individualmente una carrera de talla internacional pero, aún así, siguen trabajando y compartiendo el que fue su proyecto original, Oxalys.

El primer objetivo de esta agrupación es contar la historia cultural europea desde la Ilustración, al mayor nivel y con la mayor rectitud. También buscan proporcionar una interpretación musical de las conexiones y contrastes que se han producido a través de las fronteras que conforma esta época. Pero además de estos aspectos filosóficos, en el palpitante corazón de Oxalys permanece intacto el placer de la interpretación y su absoluto amor por la música. Toda la música.

Oxalys recibe una subvención de la Comunidad Flamenca y tiene su sede en el Real Conservatorio de Bruselas. Completan una atractiva presentación en escena gracias a la colaboración de jóvenes diseñadores.

El siguiente concierto de la Fundación Botín será el lunes 7 de noviembre, a cargo de la pianista Ana Vega Toscano. Más información en la sección de Conciertos.

Archivo adjunto: programa del concierto (pdf).

20/10/2011

 

 

Logo de Fundación Botín