Fecha: 26-07-2011

La Casona de Tudanca en Cantabria revive el espíritu de las tertulias del escritor José María de Cossío

El crítico Andrés Amorós, el torero Luis Francisco Esplá y el escritor Fernando Sánchez Dragó, en un salón repleto, revivieron el espíritu de las tertulias de José María de Cossío entorno a la que fue su casa en el pueblo de Tudanca, en Cantabria.

Andrés Amorós, Luis Francisco Esplá y Fernando Sánchez Drago en el encuentro sobre Cossío y los toros en la Casona de Tudanca. Foto: Javier Rosendo
Andrés Amorós, Luis Francisco Esplá y Fernando Sánchez Dragó en el encuentro sobre Cossío y los toros en la Casona de Tudanca. Foto: Javier Rosendo.
Encuentro sobre Cossío y los toros, en la Casona de Tudanca. Foto: Javier Rosendo
E Encuentro en la Casona de Tudanca. Foto: J Javier Rosendo.

Hablaron de literatura y tauromaquia, como antesala a la Feria de Toros Santander; de la Enciclopedia y de cómo se gestó, salpicando la tertulia de anécdotas sobre toreros como Joselito o Belmonte. Se refirieron a la ética y la estética del toro y a cómo es importante volver al clasicismo. A su juicio, se está sacrificando la casta del toro por conseguir un toro más artístico.

Destacaron que los toros es más que una fiesta. Fueron unánimes al decir que no se puede entender España sin los toros porque es una tradición arraigada en nuestra vida y en nuestra cultura.

Hablaron de la Generación del 27 y del hecho de que todos sus poetas tuvieron relación con los toros, aunque el verdadero conocedor fue Gerardo Diego.

También dijeron que el refugio espiritual del toro esta en Francia y que España debería tomar ejemplos de cómo allí han blindado esta fiesta. Sánchez Dragó se refirió a esta fiesta como el Séptimo Arte, por delante del cine.

El encuentro, celebrado el jueves 21 de julio de 2011 en la Casona de Cossío en Tudanca, se enmarca en las iniciativas de dinamización cultural del Programa Patrimonio y Territorio de desarrollo rural que la Fundación Botín ejecuta en el valle del Nansa y Peñarrubia de Cantabria. La cita pretende revitalizar la actividad cultural de esta localidad y recuperar el papel que tuvo la Casona como faro de una época.

La casa-museo del escritor y académico de la lengua José María de Cossío es un importante centro de la cultura de la Edad de Plata enclavada en el bello pueblo de Tudanca, declarado conjunto histórico-artístico en 1983, que sirvió de inspiración a José María de Pereda para su novela Peñas Arriba.

 

 

Logo de Fundación Botín