Fecha: 28-02-2012

La Fundación Botín, la primera Fundación privada de España con sede sólo en Cantabria, se establece en Madrid

Se trata de un edifico catalogado, situado en el número 18 de la calle Castelló, en el corazón del Barrio de Salamanca.

La Fundación presidida por Emilio Botín se establece en Madrid eligiendo un emplazamiento único en un edificio industrial de 1920. Se trata de un edifico catalogado, situado en el número 18 de la calle Castelló, en el corazón del Barrio de Salamanca. Estas oficinas alojarán los equipos que operan en la capital, así como el Observatorio de Tendencias, llamado a ser un referente en la detección y desarrollo del talento en España.

Obras de las Oficinas en Madrid de la Fundación Botín
Obras de las Oficinas en Madrid de la Fundación Botín

La nave objeto de la obra, la última que existe del conjunto original, se levantó en 1920 según el proyecto del arquitecto Gonzalo Aguado para la Fábrica de Platerías Espuñes. Posteriormente fue rehabilitada por Enrique Bardají en el año 1996 para convertirla en la tienda Vinçon que estuvo en funcionamiento hasta el año 2011.

Su singularidad es fuente de oportunidades para conseguir un espacio de referencia. Para ello, el nuevo proyecto recupera la esencia del carácter industrial, en consonancia con la esencia misma de la actividad de la Fundación Botín como motor de desarrollo del talento.

La luz natural es el argumento principal de la intervención arquitectónica, que recupera huecos en fachada y lucernarios originales. El edificio se transformará en un espacio transparente, diáfano y luminoso. La estructura interior se reforma para abrir el atrio del vestíbulo principal, donde la luz y la vegetación natural marcarán su carácter como lugar de encuentro. Una intervención que representa el deseo de la Fundación de transformar, crear y hacer algo distinto.

Funcionalmente, la planta baja se destinará a uso público, con un espacio para conferencias o eventos modulable y flexible. La planta alta se organiza como una zona abierta de trabajo para el personal de la Fundación y una zona de dirección, ambas ordenadas en torno al nuevo hueco sobre el atrio. El sótano acogerá servicios y espacios de almacén vinculados al uso de la planta baja. En total 1.168 metros cuadrados de superficie útil. La incorporación de sistemas de ventilación natural en los lucernarios y de otros sistemas de acondicionamiento pasivo, permitirán alcanzar un elevado nivel de confort ambiental con una reducida demanda energética.

El proyecto ha sido realizado por MVN arquitectos, estudio formado por Emilio Medina García y Diego Varela de Ugarte, con la colaboración de Juan Luis Líbano como asesor de interiorismo de la Fundación, y está siendo ejecutado por la empresa Ferrovial. Se prevé que la obra termine tras el verano. La Fundación ya celebró un acto en este inmueble el pasado mes de octubre de 2011. Fue un encuentro privado entre representantes del mundo empresarial, político y social de España con el Ex Presidente de Brasil Luis Ignacio Lula da Silva.

Las oficinas de Madrid alojarán el Observatorio de Tendencias y al equipo gestor del programa de Ciencia y Transferencia Tecnológica. La sede de la Fundación seguirá estando en Santander, en donde esta institución proyecta el Centro de Arte Botín, el primer trabajo del arquitecto Renzo Piano en España.

Fachada de las próximas oficinas de la Fundación Botín en Madrid. Foto: Santi Burgos.Infografía de las próximas oficinas de la Fundación Botín en Madrid. MVN.Vista interior de las oficinas. MVN.Vista interior de las obras en Castelló 18. Foto: Santi Burgos.Fachada de las próximas oficinas de la Fundación Botín en Madrid. Foto: Santi Burgos.Interior de las obras. Foto: Santi Burgos.
 

 

Logo de Fundación Botín