Fecha: 01-08-2014

La localidad de La Hermida cuenta con una nueva instalación de escalada, El Milar

La Hermida, en pleno desfiladero, cuenta con una nueva vía ferrata que discurre sobre el río Deva, El Milar, en un recorrido de unos 150 metros de longitud y técnicamente de graduación media.

Está sobre el pozo denominado El Milar, del río Deva, frente a las otras dos que ya existen en La Hermida, una localidad situada en el municipio de Peñarrubia.

La vía tiene una entrada por un diedro de 20 metros con unos peldaños un poco distanciados, pero en una diagonal ascendente. Cuando uno sale del diedro, te sitúas encima del río, en la vertical, a 25 metros de altura, y comienza una travesía ascendente larga de 80 metros, con dos puntos técnicamente complejos. Uno de ellos que desploma y un final de la travesía para ir por la pared sin peldaño, con agarres naturales. Cuando acaba esa segunda sección, hay un diedro de salida que sigue la misma tónica, con poco peldaño, y la arista final que llega a la cumbre donde está situada una bandera, según explica Jesús Gutiérrez, de la empresa Alpine Proyect, empresa encargada del equipamiento.

El descenso, por atrás, se lleva a cabo por una zona de encinas que se dirige a una canal hasta el río Deva, donde esta previsto poner un puente.

Este proyecto ha sido financiado a partes iguales por la Fundación Botín y la empresa constructora Big Wall, dentro de los planes de desarrollo estratégico  de la comarca y territorio de ambos entes.

Las vías ferratas son itinerarios deportivos equipados con escalones y cables, de forma que permita el ascenso con seguridad, a zonas de difícil acceso, a personas no habituadas a la escalada.

El equipo mínimo necesario para poder disfrutar de las vías ferratas está compuesto de casco, arnés y un disipador de energía con mosquetones homologados.

Para más información, alquileres de equipos o reserva de un guía, hay que consultar en www.ferratalahermida.com o en 942 733 681.

 

 

Logo de Fundación Botín