Fecha: 20-04-2011

Manual de Patrimonio, una herramienta para disfrutar y aprender a conservar

La Fundación Botín edita un Manual de Patrimonio dentro de la Colección con los trabajos realizados en el marco del programa de desarrollo rural en el Valle del Nansa y Peñarrubia.

Portada del libro
Portada del libro

Sus autoras son Karen Mazarrasa Mowinckel, Isabel Cofiño Fernández y Concepción Diego Liaño.

El libro, aunque está dirigido a cualquier lector interesado en acercarse a temas relacionados con el patrimonio, tiene una vocación didáctica. Su primer interés es servir de herramienta a los profesores para que a través de él, puedan transmitir a sus alumnos los conocimientos más generales acerca del patrimonio, así como revelar claves para interpretar y apreciar el de su entorno. El objetivo es ayudar a los alumnos a despertar su sensibilidad y sentimientos frente a lo que les rodea, a que sean capaces de emocionarse y disfrutar.

Estos objetivos quedan reflejados en la propia estructura del libro, organizado en tres partes claramente diferenciadas. La primera trata de ofrecer una visión sencilla y actual del concepto de patrimonio, de su evolución y de la normativa vigente -especialmente internacional- para su conservación.

En la segunda parte, utilizando una clasificación tipológica fácilmente extrapolable a otros lugares, se afronta el análisis de los bienes patrimoniales del valle del Nansa y Peñarrubia, como paisajes de gran valor, ejemplos bien conservados de arquitectura popular, interesantes muestras de arquitectura culta, molinos y ferrerías o la Casona de Tudanca. Así mismo, la música popular, que forma parte del patrimonio inmaterial del valle, representa una de las principales manifestaciones del patrimonio cultural.

A través de diversos epígrafes se ordena esta diversidad de patrimonios, organizando los bienes a través de la siguiente clasificación: patrimonio natural, patrimonio territorial, patrimonio paisajístico, patrimonio industrial, patrimonio histórico-artístico, patrimonio etnográfico, patrimonio bibliográfico y patrimonio inmaterial.

A las autoras les ha parecido interesante aproximarse a la cuestión del patrimonio a través de diferentes escalas, desde grandes hitos de la humanidad a otros ejemplos que tienen sentido en un contexto espacial reducido, como es el valle del Nansa y Peñarrubia. Así, elementos a menudo humildes, se consideran en esta obra bienes patrimoniales.

La tercera parte la conforman cuatro unidades didácticas para trabajar sobre los bosques y ríos; la riqueza histórica-artística; el patrimonio etnográfico (como aperos de labranza o instrumentos musicales); y una última orientada a despertar  sensaciones visuales, olfativas, auditivas y táctiles, para disfrutar de forma más plena del patrimonio.

El libro, de 227 páginas, está ilustrado por muchas fotografías que se acompañan de detallados pies de foto. Con un precio de 30 euros, puede comprarse en la sede de la Fundación Botín en Pedrueca, en Santander, en horario de oficina.

 

 

Logo de Fundación Botín