Fecha: 04-10-2012

Más cerca de hacer realidad la ciencia ficción

Lab-on-a-Chip más cerca del alcance de todos. Se trata de un dispositivo que podría abrir la puerta al diagnóstico rápido en un dispositivo portátil.

Dra. Laura Lechuga
Dra. Laura Lechuga

¿Será posible tener, en un futuro cercano, un dispositivo portátil de medida capaz de decirnos con gran precisión, velocidad y sensibilidad nuestro estado de salud con sólo una gota de saliva, de orina o de sangre, sin necesidad de acudir al laboratorio más cercano?

¿Será posible identificar en el lugar de procesamiento una posible contaminación por bacterias de los alimentos frescos?  ¿Será posible que un astronauta se pueda hacer un examen de sangre u orina estando en órbita en la estación espacial internacional?

Aunque parezca más cercano a una película de ciencia ficción como "Viaje a las estrellas" que a la realidad, la Dra. Laura Lechuga y su equipo (CSIC) han estado desarrollando, dentro del programa de Ciencia de la Fundación Botín, un dispositivo que podría abrir la puerta al diagnóstico rápido en un dispositivo portátil.

El sensor, parte fundamental de estos dispositivos llamados Lab-on-a-Chip (laboratorio en un chip), goza de una patente recientemente concedida en EEUU y ha sido parte del trabajo que viene apoyando la Fundación en los últimos 5 años.  La patente solicitada se refiere en particular al interferómetro y sensor basados en guías de ondas ópticas biomodales y método de detección, y su concesión es un paso primordial para la posible comercialización de estos dispositivos de alta complejidad.

Los interferómetros desarrollados son del tamaño de una hoja de afeitar, son capaces de leer múltiples analitos al mismo tiempo y están fabricados a base de silicio, un material abundante y económico.  Los biosensores fotónicos basados en silicio han probado ser los verdaderos candidatos para el desarrollo de dispositivos de Lab-on-a-Chip al alcance de la sociedad.

 

 

Logo de Fundación Botín