Fecha: 11-02-2014

Nature Communications y Cell Reports publican estudios en los que ha participado Manuel Eguren

Las revistas Nature Communications y Cell Reports han publicado sendos estudios sobre el cáncer en los que ha intervenido el cántabro Manuel Eguren Fernández, becario de la Fundación Botín entre los años 2002 y 2007.

De izquierda a derecha: Manuel Eguren y Marcos Malumbres
De izquierda a derecha: Manuel Eguren y Marcos Malumbres

En estos momentos comienza su etapa postdoctoral en uno de los mejores centros de investigación a nivel internacional, el European Molecular Biology Laboratory (EMBL) en Heidelberg, Alemania.

Eguren Fernández (Torrelavega, Cantabria, 19-10-1984), realizó sus estudios universitarios de Biología en la Universidad Complutense de Madrid con una beca de la Fundación. En 2013 finalizó su doctorado en Biología Molecular en el Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), dentro del equipo de Marcos Malumbres. Fruto de esta etapa acaban de publicarse dos estudios que se centran en la investigación de una importante proteína en el ciclo celular, con potenciales implicaciones terapéuticas en cáncer.

El primero, publicado en diciembre de 2013 en la revista Nature Communications, se refiere a un estudio que demuestra cómo la eliminación en ratones de la proteína Cdh1 -una subunidad del complejo APC/C, involucrado en el control de la división celular- evita la proliferación de las células que se dividen rápidamente.  

El grupo de Malumbres había descubierto anteriormente que la inactivación de otra proteína de APC/C, Cdc20, impedía la división celular. Estos resultados captaron la atención de empresas farmacéuticas, que ya están desarrollando los primeros inhibidores del complejo. Estas moléculas han despertado controversias debido a los posibles efectos secundarios del bloqueo de Cdh1, considerada como un supresor tumoral.

Manuel Eguren analizó durante su proyecto doctoral las consecuencias biológicas de la eliminación de Cdh1 en células que se dividen rápidamente, en este caso progenitores del sistema nervioso durante del desarrollo embrionario en ratones. Nota de prensa diciembre 2013 (pdf).

El otro estudio, publicado el pasado 6 de febrero en la revista Cell Reports, se refiere al descubrimiento de cómo un fármaco que se usa para tratar diversos tipos de cáncer, llamado etopósido, podría aumentar su eficiencia y especificidad combinándolo con otros compuestos que interfieren en la división celular.

El etopósido, un compuesto que se obtiene de variantes de la planta de la mandrágora, bloquea una proteína necesaria para la reparación del ADN mientras las células se dividen: la enzima topoisomerasa 2 (TOP2). Este bloqueo aumenta el daño en el material genético y la muerte celular. Nota de prensa febrero 2014 (pdf).

11/02/2014

 

 

Logo de Fundación Botín