Fecha: 13-01-2014

Prosigue el ciclo de cine chino en la Fundación Botín en Santander

La gran carretera, Encrucijada y Confucio, son las tres obras maestras del cine chino que podrán verse esta semana.

Todas las sesiones son a las 20.30 horas, con entrada libre hasta completar aforo.

El coordinador del ciclo Richard Peña, y Gary Lucas
El coordinador del ciclo Richard Peña, y Gary Lucas

El 14 de enero se proyectaLa gran carretera (Dalu) dirigida por Sun Yu en 1935. Esta película es una de las obras más importantes del cine izquierdista de Shanghái, como explica el coordinador del ciclo en el programa, Richard Peña. Seis amigos deciden "ir al norte" y participar en la construcción de una gran carretera, esencial para el ejército chino. En ese momento la expresión "ir al norte" simbolizaba, además, la decisión de entrar en la resistencia anti-japonesa, un tema prohibido por la censura. Un himno a la solidaridad necesaria para avanzar en la lucha contra el enemigo, La gran carretera muestra el proceso de autodescubrimiento de estos jóvenes, que solamente llegan a saber quiénes son verdaderamente cuando se integran en la colectividad. Aunque la película está sonorizada sólo en parte, la canción "Dalu" se convirtió en una música muy popular para la izquierda china.

El miércoles 15, a la misma hora, puede verse Encrucijada (Shizhi Jietou), dirigida por Shen Xiling en 1937 y con una duracióin de 110 minutos. Durante los años treinta los japoneses ocuparon el norte de China, lo que produjo un empeoramiento de la situación económica y unas circunstancias en las que ni siquiera los graduados en universidades de élite eran capaces de encontrar trabajo. Éste es el argumento de la Encrucijada, una película que cuenta la historia de cuatro jóvenes que buscan su lugar en una China con apenas esperanza en el futuro. Zhao, un corrector de pruebas, quiere ser escritor; Tang ansía ser artista, pero trabaja diseñando vitrinas; Xu se muestra desesperado; y Liu decide "ir al norte" para luchar contra los japoneses. Combinando elementos de comedia americana con crítica social, la película cuenta con la presencia del actor Zhao Dan en el papel de Zhao, quizás el intérprete más popular de China, comparable a James Stewart.

El jueves 16 es el turno de Confucio, la gran obra que Feiu Mu dirigió en 1940. Durante mucho tiempo, esta gran obra de Fei Mu se dio por perdida, pero en 1998 apareció una copia muy deteriorada en Hong Kong. Richar Peña señala que tras un laborioso trabajo de diez años llevado a cabro entre el Hong Kong Film Archive y L"Immagine Ritrovata de Bologna, se ha podido recuperar gran parte de la película. Aunque no es exactamente la cinta realizada por Fei Mu, nos da una idea de la grandeza de su visión sobre el más importante de todos los filósofos chinos. Usando un estilo en ocasiones cercano al de la ópera china, Fei Mu ofrece un retrato del gran maestro como un profeta despreciado por sus contemporáneos y finalmente una víctima de la política de los jefes militares. Vemos al Confucio hombre, no al genio, y mucho menos al santo; un hombre que, aunque convencido de su sabiduría, tuvo que soportar la frustración y la traición hasta en sus seres más cercanos.

Ver ciclo.

 

 

Logo de Fundación Botín