Fecha: 01-10-2012

Una posible vacuna contra el VIH

HIVACAT obtiene una licencia del CSIC de tecnología desarrollada con el apoyo de la Fundación Botín para una vacuna contra el VIH.

El programa de desarrollo Hivacatde la vacuna HIVACAT ha hecho público hoy la obtención de la licencia para avanzar en el desarrollo de una posible vacuna contra el VIH, el virus causante del sida. La licencia incluye un candidato a vacuna llamado MVA-B, desarrollado por el investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) Mariano Esteban con el apoyo de la Fundación Botín, y patentado por el CSIC.

El acuerdo se ha materializado a través de ESTEVE, el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y el Hospital Clínic-IDIBAPS en nombre del programa de investigación HIVACAT. La obtención de la licencia coincide con el primer aniversario de la presentación en Madrid de resultados muy prometedores de su eficacia como vacuna preventiva, obtenidos de un estudio llevado a cabo conjuntamente por el Hospital Clínic de Barcelona y el Gregorio Marañón de Madrid.

Los investigadores de HIVACAT están actualmente realizando pruebas con pacientes en diferentes centros hospitalarios de España para utilizar el MVA-B también como vacuna terapéutica, es decir, para estudiar su capacidad de estimular el control de la infección por el VIH en personas infectadas sin necesidad de medicación. Este estudio se está desarrollando bajo la dirección del investigador del Hospital Clínic-IDIBAPS Felipe García y del investigador ICREA de IrsiCaixa Christian Brander, también director científico de HIVACAT. Ambos estudios clínicos han contado con la participación de la Fundación Botín.

Según el investigador responsable del desarrollo del MVA-B del Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, Mariano Esteban, quien es a la vez investigador del Programa de Transferencia Tecnológica de la Fundación Botín, "el compuesto ha demostrado que es tan potente o mejor que las vacunas actualmente en estudio. Esta vacuna, al igual que otras como la de la gripe, se basa en un virus que ha sido atenuado. En este caso, al virus se le ha añadido el material genético del VIH necesario para que, una vez inyectado, penetre en las células de los pacientes y estas puedan fabricar proteínas virales. Nuestros resultados nos han mostrado que estas proteínas estimulan el sistema inmunitario de los pacientes y esta estimulación se mantiene durante un año".

Los nuevos estudios buscan demostrar si el MVA-B podría utilizarse para estimular una respuesta inmunitaria en personas ya infectadas para que esta respuesta sea capaz de controlar la cantidad de virus en sangre, de manera que ya no les sea necesario tomar medicación.

01/10/2012

 

 

Logo de Fundación Botín