Fecha: 04-08-2009

Visita de Miguel Ángel Revilla y Emilio Botín al Valle del Nansa

Miguel Ángel Revilla y Emilio Botín, presidentes del Gobierno de Cantabria y de la Fundación Marcelino Botín, respectivamente, recorrieron esta mañana el Valle del Nansa, donde la Fundación lleva a cabo el programa denominado Patrimonio y Territorio, programa de desarrollo rural en el que ya se han invertido un total de 3,7 millones de euros.

Este programa busca el desarrollo integral del Valle, potenciando sus recursos naturales, paisajísticos, económicos y culturales, conjugándolos en una acción de carácter global que, por su carácter innovador, constituye un ejemplo de colaboración entre la sociedad civil y los poderes públicos.

El recorrido comenzó en la aldea de San Mamés, perteneciente al municipio de Polaciones, donde fueron recibidos por el alcalde, Teodoro Ruiz; por el presidente de la Mancomunidad de Municipios del Nansa y alcalde de Lamasón, Venancio Fernández; y por el alcalde pedáneo de San Mamés Conrado Vilda.

Visitaron las obras de restauración que la Fundación Marcelino Botín está llevando a cabo en las Iglesia y en las antiguas Escuelas, que se convertirán en la casa del párroco y en un centro cívico o de reuniones para sus habitantes. El arquitecto responsable de la restauración, Eduardo Ruiz de la Riva, explicó igualmente la morfología característica de esta aldea, que va a servir de modelo, dentro del citado Programa, para plantear propuestas de restauración arquitectónica, de planificación y de estudio sobre el tratamiento de estos núcleos en su desarrollo y futuro crecimiento. En la visita les acompañó el párroco de Polaciones Juan Carlos Pérez Gómez.

Descendieron hasta Puente Nansa, sede del edificio de la Mancomunidad, donde se encontraron con los alcaldes de los otro cuatro municipios del Programa: Francisco Linares (Herrerías), José Miguel Gómez (Río Nansa), Manuel Grande (Tudanca) y Secundino Caso (Peñarrubia). (Arriba estan mencionados ya los de Polaciones y Lamasón).

En sus palabras durante la visita, el presidente de la Fundación reiteró el compromiso de la Fundación con este territorio y felicitó a los Alcaldes por su esfuerzo en potenciar los recursos que ofrece el Valle para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. El desarrollo económico y social del mundo rural es uno de los grandes desafíos del siglo XXI, señaló Botín, que mostró su satisfacción por haber puesto en marcha una fórmula tan innovadora de colaboración entre la sociedad civil y los poderes públicos.

Entre otras acciones, el plan incluye también la promoción de la industria del caballo y actividades económicas relacionadas con productos locales ganaderos y agrícolas o actividades de animación socio cultural, iniciativas que el presidente de la Fundación pudo conocer de primera mano a lo largo de su visita.

Al finalizar el encuentro, Juan Pellón, coordinador de los agentes locales, entregó unas albarcas y un bastón de la zona a Miguel Ángel Revilla y a Emilio Botín.


El Valle del Nansa y el Plan de Acción del Programa Patrimonio y Territorio de la Fundación Marcelino Botín.
 

El valle del Nansa tiene 3.000 habitantes en una superficie de 429km. Recibe su nombre del rio Nansa, eje vertebrador del valle que discurre de sur a norte. Se abre, a su vez, en subvalles con múltiples especificidades. El origen de su poblamiento es medieval, conformado por aldeas con sus correspondientes términos de concejo.Su actividad económica tradicional ha sido la ganadería extensiva y la agricultura de subsistencia.  

Es un territorio que, por su difícil comunicación, ha sufrido escasas ingerencias externas, como si se hubiera quedado anclado en el desarrollo del siglo XVIII. Por eso, casi vírgen, puede ser el espacio idóneo para la comprobación de la eficacia de un modelo de desarrollo sostenible, a partir de sus propios recursos.

El Plan de Acción del Programa Patrimonio y Territorio, presentado al Gobierno de Cantabria el 14 de mayo de 2009, se articula en cuatro ejes estratégicos:

  • Salvaguarda, mejora y puesta en valor del patrimonio territorial y paisajístico.
  • Innovación y búsqueda de alternativas para las actividades productivas.
  •  Apoyo al tejido social.
  • Implicación social y gobernanza del territori.


A medida en que se avanzaba en el análisis y diagnóstico del Valle del Nansa, previo al citado Plan de Acción, la Fundación Marcelino Botín ha ido poniendo en marcha algunas intervenciones y estudios para actuaciones posteriores. De hecho, el inicio efectivo del Programa Patrimonio y Territorio es de 2006. Entre los estudios: la redacción de un Inventario del patrimonio cultural del Valle, incluyendo todas las categorías de bienes culturales; el inventario y sistematización del patrimonio industrial; la redacción del Catálogo de Invernales en el Municipio de Lamasón; y un estudio sobre la toponimia del Valle, como elemento fundamental para su comprensión.  

 
Visita de Miguel Ángel Revilla y Emilio Botín al Valle del Nansa
Miguel Ángel Revilla y Emilio Botín con los alcaldes de los seis municipios del Programa. Fotos: Javier Rosendo.

Visita de Miguel Ángel Revilla y Emilio Botín al Valle del Nansa

Visita de Miguel Ángel Revilla y Emilio Botín al Valle del Nansa

Visita de Miguel Ángel Revilla y Emilio Botín al Valle del Nansa

Visita de Miguel Ángel Revilla y Emilio Botín al Valle del Nansa

Visita de Miguel Ángel Revilla y Emilio Botín al Valle del Nansa

La intervención en el núcleo de San Mamés incluye la restauración integral de su Iglesia parroquial con serios daños en su estructura y de las antiguas Escuelas, así como un levantamiento completo de todo el núcleo. Otras actuaciones en marcha son varios talleres para recuperar tradiciones, actividades para niños y el ciclo de conciertos Nansa Intercultural, que se desarrolla estos días.
En el marco de la colaboración establecida entre el Gobierno de Cantabria y la Fundación Marcelino Botín, desde el comienzo de este Programa, la aplicación del Plan de Acción ha supuesto la constitución de una Comisión de seguimiento, un modo de coordinación permanente en el que participan delegados de cada consejería del Gobierno de Cantabria, los alcaldes, responsables de la Fundación Marcelino Botín y expertos en cada uno de los temas. Esto supone, como se ha dicho, un ejemplo innovador de colaboración entre las Instituciones y la sociedad civil. Tiene como misión fomentar y asegurar la coordinación del Plan y la aplicación global de sus diferentes propuestas.

 

 

Logo de Fundación Botín