Los viernes de Jazz. Una música para el siglo XXI. 2012

Es ya un lugar común afirmar que el cine y el jazz han sido los dos grandes artes del siglo XX. Ambos surgieron de la cultura popular y se convirtieron en formas artísticas, en expresiones de su época.

Conciertos de Jazz, Fundación BotínAño 2012.

En menos de 100 años pasaron por los movimientos y modas que otras artes habían tenido a lo largo de siglos y así pudimos ver en los 60 reunirse a Duke Ellington y John Coltrane. Esa transición veloz de lo popular a lo intelectual, de la tradición a la vanguardia les dotó de una especial energía, les dio una intensa creatividad.

Es difícil decir qué es el Jazz pero la definición más genérica, una música americana caracterizada por la improvisación y la utilización de ritmos sincopados, con armonías altamente sofisticadas, que surge como desarrollo y evolución del blues y el ragtime, podría ser un buen punto de partida. Están ahí las ideas fundamentales, el origen americano, el ritmo, la improvisación.

La vitalidad y creatividad de los músicos que crearon y desarrollaron el jazz hizo de éste la música clásica del siglo XX o la gran música negra, en descripciones tópicas llenas de verdad. Sin embargo esta música, que fue origen de la música popular, no es ahora sino la última estación de llegada de la huida de la vulgaridad del pop y las músicas comerciales, apenas aparece en los medios de comunicación y no tiene la reputación cultural que merece.

Este ciclo de conciertos pretende reparar esta injusticia, romper los estereotipos del jazz como una música intelectual, hermética, repetitiva; mostrar que en ella hay sentimiento, forma, humor y una energía, variedad y esperanza que no son cosa del pasado sino que se proyectan hacia el futuro. Así veremos que esta forma artística refinada y emocional a la vez tiene una asombrosa capacidad de absorber la historia y adaptarse a los tiempos. Es un espíritu y una estética.

Descargar pdf (5,6 mb).

 

Logo de Fundación Botín