Descubriendo emociones en el Zurbarán

Me llamo Fátima, soy alumna de 4º de la ESO del colegio Zurbarán. Un día, mis compañeros y yo estábamos dando clase y vino María, mi profesora de inglés. Nos contó que íbamos a hacer un proyecto con la Fundación Botín: "Tejiendo emociones". Al principio me resultó raro, ya que nunca había oído hablar de tal cosa, pero poco a poco me iba gustando más.

Una de las actividades que nos propuso Plataforma para la Innovación en Educación, Fundación BotínMaría fue traer telas que significaban o transmitían una emoción o sentimiento asociado a un momento de nuestras vidas: tristes, alegres, amorosos, no tenía que ser un sentimiento fijo.  La tela que yo escogí fue un lacito de una diadema. Me recordaba a mi abuela, a lo mucho que la quería, quiero y querré; a lo que la echo de menos, a su risa, su perfume, la alegría que transmitía… Y bueno, yo he transmitido un sentimiento verdadero de amor hacia mi abuelita. Mis compañeros también compartieron sus "telas emocionantes", recordando momentos bonitos, graciosos, tristes.. haciendo que nos uniéramos un poco más como grupo.

En otras de las sesiones, María nos invitó a ver la exposición virtual "Itinerarios". Nos presentó cuatro obras. Cada obra nos transmitió cosas muy diferentes, con distintas sensaciones, desde alegría, tristeza, incertidumbre, el paso del tiempo, etc. Después de ver esta exposición, María nos explicó la siguiente actividad. Consistía en juntar todas nuestras telas y formar con ellas una prenda. Dicha prenda formaría parte de una exposición en la  Fundación Botín.  Al principio expusimos cada uno nuestras ideas acerca de la prenda a elegir. Fue difícil tomar una decisión, ya que cada uno quería crear algo distinto, pero por motivos de tiempo sólo podíamos elegir una. Y de repente la palabra "delantal" nos transmitió algo especial a todos. ¿Por qué? Porque todos visualizamos el amor de nuestras madres, su dulzura, dedicación y cariño que nos dan cada día. Plataforma para la Innovación en Educación, Fundación BotínEstuvimos todos de acuerdo y nos pusimos manos a la obra. Cortamos, cosimos, pegamos, grapamos, nos divertimos y cada día nuestro delantal se iba cocinando con nuestras emociones.

El resultado final fue muy emotivo, ya que nuestro esfuerzo había merecido la pena. El pasado martes 22 de mayo, tuve la ocasión de asistir a la exposición de la Fundación Botín "Somos Creativos". Fue emocionante dirigirse verbalmente a todos los asistentes, teniendo la oportunidad de presentar nuestro proyecto. También lo fue contemplar las obras de otros centros escolares de Madrid. Animo con estas palabras a que todas la personas se acerquen a la Fundación Botín y pasen unos momentos emocionantes, contemplando el tejido de emociones que varios centros de Madrid hemos confeccionado. Merece la pena.


Plataforma para la Innovación en Educación, Fundación Botín

Logo de Fundación Botín