Educación emocional y social

Desde el CEIP Miguel Hernández de Castro Urdiales, nos cuentan cómo han trabajado competencias como la asertividad y la toma decisiones responsables desde su programa de convivencia.

El Programa de convivencia supone un trabajo continuado y global del centro con el objetivo de progresar en la incorporación de la Educación Emocional y Social de nuestro alumnado.
Durante los dos primeros trimestres los alumnos/as han trabajado contenidos como:

-La autoestima

-Empatía, Autocontrol emocional y conductual.

-Valores universales: Tolerancia, respeto, responsabilidad y cooperación.

ROZ9J3jLYa6HWah_20140822122847.jpg









Mediante actividades adaptadas a cada nivel (que vamos mejorando cada curso), hemos tomado decisiones que afectan a la organización del centro, junto con medidas de intervención congruentes que fomenten una convivencia positiva. Parte del trabajo realizado ha quedado plasmado en la exposición "LA OTRA CARA" que recoge trabajos de los niños/as desde infantil 3 años hasta el 3º ciclo. (Estáis invitados a visitarla en la 1ª planta junto a la sala de profesores). En el tercer trimestre abordaremos:

-La asertividad.

-La toma de decisiones.

-La expresión emocional.

-Habilidades sociales.

-Actitudes hacia la salud.

Consideramos fundamental que además de los aprendizajes "académicos", desarrollemos en nuestro alumnado una inteligencia emocional que favorece su crecimiento equilibrado e integral: aportándoles los conocimientos y experiencias que les permitan generar estrategias para desenvolverse en las situaciones (positivas y negativas) que se encuentren; afrontando conflictos con otras personas, sintiéndose a gusto consigo mismo y con los demás, valorando y enriqueciéndose con todo lo que le va a ofrecer su entorno, superando las dificultades… No queremos olvidar por otra parte, la colaboración que mantenemos con la Fundación Marcelino Botín, dentro del Programa de Educación Responsable y que venimos realizando desde el curso anterior.

Logo de Fundación Botín