Emociones y Feria del Libro: lee, sueña ... emociónate

Los alumnos de cinco años, junto con nuestras profesoras y familias del colegio Virgen de Mirasierra, hemos estado embarcados en el proyecto «Lee» durante el segundo trimestre.

Las actividades propuestas por la Fundación Botín nos Plataforma para la Innovación en Educación, Fundación Botínhan hecho vivir muchos momentos especiales en el grupo, llenos de emociones y siempre envueltos en  un ambiente de magia, ilusión y motivación gracias al Mago de las Palabras.

Dentro de una de las tareas encomendadas estaba la de realizar un emociómetro y un juego para el Mago. ¿Un emociómetro? ¿Como un termómetro, pero de emociones? ¡Qué bonito trabajo!Nos pusimos manos a la obra.

Lo primero que hicimos  fue elegir muy bien qué tipo de imágenes queríamos utilizar . Como creemos que sencillez es sinónimo de comprensión, decidimos utilizar entre todos los de clase las caritas de los whatsapp. La mayoría conocen esos emoticonos que les acompañan en su vida diaria.No nos equivocamos. Conocían casi todos o al menos les son familiares.

Después de haber elegido la forma, nos pusimos a decidir qué emociones queríamos representar. Aquí comenzó un trabajo diferente, pero mucho más apasionante y enriquecedor: buscar emociones, ponerles nombre y, sobre todo, ¡ponerle cara!. ¡Teníamos que encontrarlas!

El trabajo era claro. Cuando leemos, sentimos y a veces no sabemos qué nos pasa, nos emocionamos y, lo más importante, se nota en nuestro cuerpo y en nuestra cara; expresamos lo que sentimos, lo que nos emociona...y ¿a los demás? ¡también les pasa!

Descubrimos algo muy importante: al leer cuentos y escuchar historias, podemos aprender a detectar emociones y a expresar sentimientos. Algunos son nuevos para nosotros. Los cuentos nos ayudan a entender el mundo, lo que pasa en nuestras vidas y también a solucionar e intentar encontrar soluciones a problemas que tenemos todos los días. Los cuentos nos ayudan a expresar, a sentir, a emocionar....

Podemos darnos cuenta de cómo se sienten los que tenemos alrededor, nuestros amigos, nuestras familias...y podemos intentar entenderles.

Realizamos varias sesiones trabajando en forma de role playing, dramatización, expresión corporal, expresión oral...Y, sobre todo, leyendo. Leyendo mucho. Cada cuento nos invitaba a sentir, a emocionarnos.....a que nos pasaran cosas por dentro como dicen ellos. Y, sobre todo, nos dimos cuenta de que esos son los diferentes sentimientos que surgen en sus vidas todos los días.

Así, de esta forma tan lúdica y participativa, fuimos eligiendo y poniendo nombre a todo lo que nos pasaba: "ALEGRÍA, MIEDO, TRISTEZA, RABIA, ENFADO, ASCO," y muchos más.

Aprovechando que todo el colegio estaba preparando nuestra tradicional Feria del Libro en la semana del 23 de abril, decidimos hacer partícipes de nuestra experiencia con la lectura y las emociones a toda la etapa de Educación Infantil. No nos sorprendió que nos dijeron todos los profesores de educación infantil que se unían a esta iniciativa.

La Feria del Libro del Colegio Virgen de Plataforma para la Innovación en Educación, Fundación BotínMirasierra implica a toda la Comunidad Educativa, familias, alumnos y profesores. Todos juntos llevamos a cabo durante tres días una programación específica basada en la animación a la lectura desde todos los ámbitos y áreas. Transformamos nuestro gimnasio en el verdadero centro neurálgico de toda la Feria. Se enmoqueta entero para facilitar la lectura de todos los alumnos, sobre todo de los más pequeños y, con la ayuda de madres y padres del colegio que vienen durante los días previos, se montan los diferentes stands.

Cada año se reflexiona y debate sobre el lema que guiará nuestra Feria. Este año el elegido ha sido "LEER ES SOÑAR DESPIERTO "y en infantil ahondamos un poco más en las emociones con: «LEE, SUEÑA......EMOCIÓNATE».

La etapa de Educación Infantil centró toda la decoración de su stand en trabajar las emociones. Representamos un bosque gigante donde vivían duendes. Cada duende expresaba una emoción tanto gestual como verbalmente. Un cartel acompañaba a cada uno explicando cómo se sentía (Estoy enfadado, estoy triste, estoy asustado.). A su lado, cada niño pegaba un emoticono con esa emoción y expresión facial.

Realizamos un gran EMOCIÓMETRO. Todos los alumnos de Educación Infantil trajeron una fotografía de ellos mismos con sus padres leyendo un cuento y expresando con su cara la emoción que surgía en ellos mientras lo leían. Fue impresionante la recogida de fotos, de todos los tamaños, de todas las emociones, con diferentes miembros de su familia. Casi 500  fotografías teníamos para realizar nuestro gran EMOCIÓMETRO.

Así que nos pusimos manos a la obra con su confección con los emoticonos anteriores pero de gran tamaño y un cartel escrito debajo donde ponía lo que significaba cada uno.

Debajo de cada emoticono colgaban varias cuerdas y en ellas, enganchadas con pinzas, las fotografías con  la emoción que representaban. ¡No cabían! Tuvimos que ampliar el espacio para nuestro stand.

La acogida fue espectacular. Plataforma para la Innovación en Educación, Fundación BotínComo había tantas fotos, decidimos hacer un gran collage con las más grandes y así inventar un pequeño juego:  localizar emociones, poner nombres a expresiones, buscar situaciones que nos hagan poner esa cara , imitar los gestos... Les encantó jugar a todos, hasta a los más mayores.

Cada ciclo se encarga de un stand. Todos participamos, realizamos un trabajo de equipo importante en el que los alumnos y las familias participan de forma activa.

Y, con todo decorado, comienzan tres días de FERIA DEL LIBRO. Un duende con una gran pancarta invita a entrar: LEE, SUEÑA......EMOCIÓNATE.

Todos traen de casa dos libros para compartir con sus compañeros durante los días que dure la Feria. Además, realizamos un stand exclusivamente destinando a cambio o trueque de libros entre los alumnos.

Veinte mesas llenas de libros acordes a la edad del ciclo en medio de aquel decorado y ambiente que sólo invita a la lectura, en compañía o en soledad.

Familias, padres, abuelos, cuenta cuentos... nos visitan durante estos días en las aulas, en los patios, en la Feria y nos cuentan historias, cuentos populares, leyendas... Nos hacen emocionarnos, imaginar lugares fantásticos, en definitiva, soñar despiertos.

Todos los días se visita la Feria. Coincidimos los diferentes niveles, etapas y convivimos rodeados de cuentos. Los mayores les cuentan historias a los pequeños en un ambiente de admiración, convivencia y respeto en niños tan pequeños. Se cuidan, se ayudan a buscar libros que les puedan gustar, comparten...

Esta edición,  todos no podían evitar pararse en el stand de Infantil y estar un buen rato analizando, disfrutando y comentando nuestro súper-emociómetro y sus fotos. Es precioso verles. El profesorado no se cansa de intentar plasmar con fotos las experiencias vividas.

Las familias colaboran montando, pintando, contando cuentos, donando libros... Los alumnos preparan sus historias, traen sus cuentos favoritos para compartir con sus compañeros, realizan todo tipo actividades plásticas y literarias, inundan de ilusión el colegio.

Desde el área de Arts & Crafts se realizan actividades plásticas para decorar los stands. Desde el área de Religión se escriben pequeñas reflexiones para el stand de Pastoral del colegio (uno de nuestros pilares de los Sagrados Corazones).

Desde Inglés se realizan cómics en Trabajo Cooperativo (otro de nuestros proyectos de innovación).

La actividad de animación a la lectura envuelve al colegio, las aulas, las diferentes áreas y, sobre todo, a nosotros, a los que formamos nuestro colegio.

¡Hasta el curso que viene, Feria del libro! Este año has conseguido emocionarnos más que nunca.

Beatriz Morales Blanco-Steger (Educación Infantil Colegio Virgen de Mirasierra SSCC Madrid)

Logo de Fundación Botín