Por el desarrollo de la creatividad en Guatemala

Segundo artículo de Manuela, esta vez sobre su participación en un proyecto para crear un Máster Iberoamericano en Creatividad Aplicada.

Quiero compartir aquí un proyecto enriquecedor en el que estoy trabajando durante este año. Se trata de un proyecto a realizar en la Universidad San Carlos de Guatemala y cuyo objetivo final es implantar un Máster Iberoamericano en Creatividad Aplicada. Este proyecto cuenta con la financiación de la Agencia Española de Cooperación Internacional (Ministerio de Asuntos Exteriores).

guatemalaHemos considerado que, al igual que en España estamos formando personas que estén capacitadas para aplicar competencias de creatividad e innovación en ámbitos profesionales muy diversos, sería muy enriquecedor extender esta formación a los países de Latinoamérica donde tenemos relaciones académicas y hemos constatado la fuerte demanda de creatividad en el ámbito universitario.

El Máster en Educación Emocional, Social y de la Creatividad de la Universidad de Cantabria o el programa de doctorado en Creatividad Aplicada que se ha venido desarrollando en las universidades Complutense y Autónoma de Madrid son ejemplos de esta oferta docente en España. Con este proyecto de Cooperación con Guatemala pretendemos en un plazo, no superior a 2 años, que empiece a funcionar en este país una oferta similar a estas españolas en la Universidad San Carlos de Guatemala, pero con una proyección iberoamericana, que pueda extenderse a los países de la zona.

En el proyecto, un grupo de profesores del doctorado en Creatividad aplicada, durante este año impartiremos cursos de formación en aquella universidad para formar a los que serán futuros profesores del Máster que allí se implementará.

Quiero destacar la excepcional acogida en la primera reunión preparatoria del Máster que tuvimos a finales de marzo. Guatemala es un país en vías de desarrollo que ha sufrido durante más de 30 años una guerra civil que le ha desangrado. Con menos de 2 décadas de paz se intenta la reconstrucción del país en lo económico y lo social; por otra parte se trata de un país con una alta proporción de población indígena en comunidades muchas veces aisladas donde el porcentaje de analfabetismo es muy grande. Poblaciones enraizadas en la cultura maya que tiene allí los mayores yacimientos arqueológicos, muchos aun por desenterrar. Viven la herencia de esta civilización, que fue la más avanzada de América en cuanto al desarrollo científico, no olvidemos que su calendario se anticipó al calendario gregoriano y que este año, con el solsticio de invierno se cumplirá un ciclo en el mismo. Quizá el ser herederos de esta grandiosa civilización o más bien, el deseo de cerrar las heridas del conflicto hacen que este país este comenzando un impulso al desarrollo que supere ese odio de décadas y esa violencia todavía presente en algunas zonas.

Las autoridades de la universidad de San Carlos guatemalteca -que es la más antigua del país pues data de la época de la colonia-  se entusiasmaron con el proyecto y se comprometieron a impulsarlo;  y en los días que estuvimos planificamos el trabajo futuro. Se seleccionaran aspirantes de las carreras más afines a los contenidos del futuro Máster que después recibirán estos cursos de formación que les habilitarán para poder impartir en el futuro -recibiendo nuestra tutela- los contenidos del futuro Máster. En interacción con el equipo responsable del proyecto en la Universidad San Carlos definimos cuales serían las áreas de mayor relevancia para desarrollar las competencias de innovación y creatividad en los ámbitos profesionales de los futuros alumnos del máster. Así vimos que debíamos dar importancia primordial a un área específica de creatividad y desarrollo humano. Junto a ésta, la formación se centrará en torno a las siguientes áreas: bases psicológicas de la creatividad, creatividad y educación, creatividad y comunicación, creatividad en las organizaciones, artes y creatividad.

Se trata de un proyecto prometedor que en alguna medida da respuesta al desafío que supone la creatividad  para las sociedades en el umbral del tercer milenio.

Logo de Fundación Botín