Proyecto Galatea

La asociación Galatea (www.asociacion-galatea.blogspot.com) comparte con nosotros su poyecto basado en un espacio de educación no directiva y un centro de creatividad y aprendizaje activo.

Galatea nace desde la constatación de que como dijo Mandela, la educación es el arma más poderosa que existe para cambiar el mundo. Hoy más que nunca es necesario generar espacios de convivencia y respeto, de construcción colectiva, de aprendizaje desde la pasión. Espacios para crecer como adultos, para aprender junto a nuestros hijos. El modelo educativo actual está basado en principios obsoletos, que ya no responden a las necesidades de nuestros hijos, ni de nuestra sociedad. Queremos trabajar juntos, instituciones, padres, educadores, etc. por un cambio urgente, vital y posible.

El proyecto Galatea apuesta por una pedagogía basada en el respecto de las necesidades de los niños, la educación emocional, el aprendizaje activo y el fomento de la creatividad, la sensibilidad ambiental y la construcción comunitaria. Todo ello utilizando los últimos medios y los nuevos conocimientos a nuestro alcance, que nos brinda el fascinante momento histórico que estamos viviendo.

El futuro más cercano de nuestras comunidades e instituciones depende en gran medida de la habilidad que tengamos para educar y aprovechar la imaginación para resolver problemas de forma creativa. Ése es uno de los grandes retos de la educación del siglo XXI: poder generar un pensamiento transdisciplinar que nos permita desarrollar prácticas más éticas, justas y sostenibles, a partir de estrategias y nuevos planteamientos innovadores, ya que como dice Ken Robinson: "hoy, la creatividad debería tener la misma importancia en los planes de estudios que el aprender a leer". Preservar y desarrollar ese tesoro innato de todo ser humano, que es la capacidad de crear desde la pasión generando nuevas ideas con valor, debería ser un objetivo primordial de la educación.

A partir de estas ideas, empezamos nuestra actividad, con la creación de un espacio no directivo de aprendizaje autónomo. Nuestro principal objetivo es la generación de espacios que desarrollen la creatividad del ser humano y que potencien el autodidactismo, la investigación, la curiosidad y la autonomía; siempre situando como eje central el desarrollo de la inteligencia emocional y social.  

Actualmente nuestro proyecto de educación se apoya en dos pilares: el Espacio de Educación no directiva y el Centro de Creatividad y Aprendizaje Activo. Además, hemos empezado a desarrollar una intensa oferta formativa abierta a padres, educadores y todos aquellos interesados en el trabajo con niños. Entre nuestros objetivos a medio plazo se encuentra la creación de un Centro de Investigación, Formación e Innovación Pedagógica y una Escuela de Educación Activa de Primaria.

El Espacio de Educación no Directiva está orientado a niños de entre 2 y 6 años. Es un lugar respetuoso con los procesos evolutivos de la infancia y que ofrece gran variedad de actividades para el desarrollo de la imaginación a través del juego. En esta primera etapa los niños reciben atención personalizada por parte de los adultos, integrando siempre que es posible a las familias en el proceso mutuo de aprendizaje y asegurando que existen personas de referencia para los niños, que les acompañan en su proceso para que su desarrollo cognitivo, emocional y social sea saludable. Para ello también organizamos sesiones de acompañamiento y apoyo a las familias.

Por su parte, el Centro de Creatividad y Aprendizaje Activo es un proyecto cuya primera fase pronto verá la luz. En este nuevo espacio se ofertarán actividades en horario extraescolar para la población de 2 a 10 años de nuestro municipio. Deseamos que todas las actividades propuestas se basen en los principios de la educación activa y en el fomento de la creatividad. Para nosotros es importante la creación de espacios de aprendizaje para padres y niños, donde la familia tiene un papel preponderante. Espacios protegidos y relajados donde los adultos pueden desconectar del estrés generalizado y centrarse en las actividades y procesos de los niños. La oferta del Centro será rica y variada, ya que además del espacio de juego libre (ludoteca) con materiales didácticos para el aprendizaje autónomo, se ofertarán paulatinamente, según el proyecto vaya disponiendo de nuevos espacios: talleres de educación creadora, música, artes escénicas, danza, matemáticas activas, ciencia, lectoescritura, laboratorios de idiomas, escuela de circo, yoga para niños, etc.

Vivimos en un mundo cambiante, especialmente en el ámbito socioeconómico, en el que la acumulación de títulos académicos, por sí sola, ya no es garantía de una seguridad laboral en el futuro. En el momento actual ya se está viviendo de forma global el crecimiento de numerosos proyectos educativos innovadores, de laboratorios pedagógicos, para la potenciación de la creatividad que apuestan por una enseñanza que fomente transversalmente la inteligencia emocional y social. Y es que, las últimas investigaciones en neurociencia demuestran que desarrollando las habilidades de nuestro hemisferio cerebral derecho (compasión, sentido artístico y relación corporal) el rendimiento académico mejora de manera exponencial. Es necesario preparar a nuestros niños y jóvenes para un futuro incierto en el que la iniciativa, la autonomía y la creatividad les permitan adaptarse con mayor seguridad a los cambios venideros. Ése será el núcleo central del proyecto más importante que nos planteamos en Galatea: la creación de una escuela en la que los docentes, las familias y los niños creen una comunidad de aprendizaje con el objetivo de aprovechar los talentos innatos y las capacidades y conocimientos diversos y enriquecedores de todos nosotros.

Así, como señalábamos más arriba, estamos sentando hoy las bases para crear una Escuela de Educación Activa, vinculada a un Centro de Investigación, Formación e Innovación Pedagógica, que aúne el aprendizaje experimental, basado en investigaciones científicas, con los contenidos académicos. Innovación, integración, formación continua del profesorado, desarrollo cultural, colaboración con las familias y toda la comunidad para convertir el centro en un referente en educación y formación.

Logo de Fundación Botín