Taller de música imaginaria

Una experiencia creativa de Javier Laboreo Ballarin

"Practicar un arte, vivir la experiencia artística, es llegar a lo más profundo de la conciencia y del ser, de lo imaginario abriéndose al mundo"

Informe Rioux (Canadá)

 

Antes de empezar…

Como Músico siento una especie de curiosidad mágica por todo lo que suena… ya sean sonidos de la naturaleza, de la vida diaria, de la calle, de instrumentos musicales…

Creo haber leído… o escuchado… o imaginado… una definición de los músicos como "personas enamoradas de los sonidos"… y de todas las definiciones posibles, ésta, tan infantil, es la que más me gusta… y creo que es así.

La Música nos ayuda a todos a ser más felices y mejores personas… y por esto, como profesor, pienso que para un niño, para cualquier persona, hacer música tiene que resultar tan accesible y natural como dibujar y colorear…

Un paseo por el Taller de Música Imaginaria

El Taller de Música Imaginaria es una experiencia que pretende "hacer" y "vivir" la Música desde diferentes perspectivas… Es a la vez algo muy simple y muy complejo de explicar, que se nutre de experiencias muy variadas a lo largo de estos años…

Digamos que la idea se hizo realidad en un curso de verano en 1997, y posteriormente se ha llevado a cabo con grupos de personas de diferentes edades y conocimientos musicales…

El TMI propone de esta manera un espacio abierto para la discusión, la exploración y manipulación de todos los aspectos musicales, donde cabe todo tipo de Música, desde un Madrigal a un Bolero, una sinfonía clásica o una canción popular zulú, "La Flauta Mágica" de Mozart o las "Sonatas e Interludios" de John Cage, un paisaje sonoro, un ejercicio de percusión corporal, una escultura sonora, o pintar el silencio de naranja…

Es también una forma ideal de acercamiento a la música contemporánea, permitiendo desde la experiencia directa la asimilación de técnicas, procedimientos y resultados estrechamente vinculados con la práctica musical de la actualidad, mientras ésta alimenta la imaginación sonora con propuestas de música aleatoria, gráfica, performances… Música Contemporánea y Pedagogía se dan la mano de esta manera, se retroalimentan, se conjugan y se yuxtaponen.

Se trata fundamentalmente de HACER Música, alternando eficazmente los diferentes recursos didácticos que nos proporcionan la audición activa, el análisis, la interpretación, improvisación, composición ó investigación, de manera tanto individual como colectiva, y aprovechando la formación de un grupo heterogéneo.

El proceso es: HACER - SENTIR - ESCUCHAR - ENTENDER

La experimentación directa con los sonidos constituye la actividad básica a realizar, favoreciendo la interiorización de los materiales de la Música, la interrelación de contenidos, el desarrollo de la creatividad individual apoyada en el conocimiento, y por tanto de la personalidad y sensibilidad de cada alumno, al tiempo que adquiere una dimensión social por su integración e interacción en el grupo.

Una programación especialmente abierta y flexible, donde el profesor es el responsable de orientar y estimular la actividad del grupo actuando como "inspirador de ilusiones" o "impulsor de búsquedas"…, participando activamente en ella y creando el necesario espíritu de búsqueda que propicia el descubrimiento, de manera que es la propia configuración del grupo la que determinará fundamentalmente el camino a seguir.

Algunos itinerarios recomendados…

Es verdad que a menudo los planes de estudios no nos ayudan… pero son sólo eso… planes que pueden (y deben) transformarse.

-Sonido-Ruido-Silencio: Abrir los oídos al mundo (interior y exterior)... Escuchar al otro... Paisajes sonoros... Contaminación acústica...
-Elementos musicales: Concentrando la atención en las diferentes cualidades (Altura-Ritmo-Intensidad-Textura-Timbre-Forma...) para observarlas mejor, procurando encontrar nuevas perspectivas...
-Objetos sonoros: El cuerpo, la voz, objetos sonoros, instrumentos no convencionales, instrumentos musicales no propios...
-Técnicas y procedimientos para la expresión musical: el tratamiento y el crecimiento de las ideas musicales, grafías no convencionales, estructuras, formas y modelos de composición...
-El sentido expresivo de la música: Representación, expresión emocional, dimensión comunicativa...
-Proyectos de investigación y creación: "El sonido escondido", "Los colores de la Música", "La Música africana", "El canto de los pájaros"...
-La relación de la Música con otras Artes y actividades de la vida.

    Zapatos cómodos… 

    Planteamos nuestra actividad como un viaje de exploración que queremos recorrer juntos, sin saber realmente si encontraremos algo maravilloso. Y por eso, lo que pretendemos es disfrutar del Viaje mismo en todas sus etapas, esto es, viajar con Ilusión y Alegría:

    ALEGRÍA - MOVIMIENTO - BÚSQUEDA -  DESCUBRIMIENTO - ALEGRÍA

    La Metodología se basa así en los siguientes aspectos:

    -La figura del profesor como "inspirador de ilusiones".
    -Impulsar la Alegría como generadora del movimiento.
    -Crear un ambiente de trabajo cómodo, que inspire confianza y favorezca la creación.
    -Potenciar la sorpresa y la incertidumbre.
    -Buscar más preguntas que respuestas.
    -Considerar las aportaciones del grupo, los "tesoros escondidos en los bolsillos".
    -Valorar tanto el proceso como el resultado.
    -Disfrutar la satisfacción de crear algo propio.
    -Abrir "ventanas".

      Para terminar…

      Educar en la incertidumbre, en la búsqueda personal más que en certezas y verdades absolutas, deja espacio a la imaginación y estimula el pensamiento divergente y la creación permanente.

      El TMI pretende básicamente desarrollar dos cualidades fundamentales para los músicos... y creo que para todas las personas...

      El desarrollo de la Imaginación... que hace presente lo ausente, visible lo invisible, posible lo imaginario... la que nos permite soñar nuevos mundos y creer en un futuro mejor para todos... Y la Curiosidad... por los sonidos en sí mismos... por formas de expresión musical quizá no tan convencionales... y en definitiva, por las personas y el mundo que nos rodea...

      Pero además, el TMI coloca en el centro de la actividad la creación personal, porque no hay nada más satisfactorio que crear algo nuevo…

      Música y Educación como experiencias vitales, como formas de creación, de Vida. Libertad y Movimiento frente a Comodidad y Seguridad.

      La Educación como auténtico viaje de exploración que saque a la luz lo mejor de nosotros mismos, que nos permita descubrir otras maneras de ver y sentir, y cuyo recorrido no debe ser menos hermoso y agradable que el objetivo final.

      Quizá ahí resida parte de la Magia de la Música.

      Logo de Fundación Botín